18 de agosto de 2019 | Actualizado 16:33

La descarga de GNL en la terminal de Reganosa crece el 10% hasta julio

La terminal gallega de Gas Natural Licuado prevé acabar el ejercicio con cerca de dos millones de metros cúbicos gestionados y la escala de veinte buques
Terminal de Reganosa en el puerto de Ferrol | Reganosa

Las descargas de Gas Natural Licuado (GNL) en la terminal de Reganosa del puerto de Ferrol han crecido un 10% en lo que va de año, según fuentes de la compañía. Hasta el 31 de julio, once buques metaneros descargaron algo más de un millón de metros cúbicos de gas en la mencionada terminal, mientras que otros tres barcos realizaron operaciones de carga para su enfriamiento.

Este número de barcos contrasta con los ocho contabilizados en el mismo periodo de 2018. Según han manifestado desde Reganosa, 2019 concluirá con al menos veinte barcos atracados en la terminal, cuatro más que en el ejercicio pasado. En un escenario prudente de demanda, el 2019 acabará ligeramente por debajo de los dos millones de metros cúbicos gestionados, ha asegurado la compañía.

Estados Unidos y Rusia son los dos principales orígenes del GNL descargado en Reganosa

La cantidad de gas que se está introduciendo desde la terminal de GNL del puerto de Ferrol a la red nacional suma casi 6.000 gigavatios hora, el 6,4% más que en el mismo periodo de 2018. La intensidad de la regasificación, han explicado desde Reganosa, ha sido significativa en el mes de julio. En el segmento de cisternas de GNL, se han cargado en esta terminal 2.644 camiones de este tipo hasta julio, por los 2.557 del pasado año. Con las 76 cisternas semanales que parten de la terminal se abastecen diversos puntos de Galicia, Castilla y León y Asturias.

Del total de gas importado a España a través de esta terminal, el 36% procede de Estados Unidos, el 35% de Rusia, el 16% de Nigeria y el resto de Trinidad y Tobago. Fuentes de Reganosa han señalado que los resultados hasta julio son en parte producto del proceso de transición energética emprendido por Europa, al desplazar combustibles como el carbón o el fueloil en favor del gas, con menor impacto ambiental.