18 de agosto de 2019 | Actualizado 16:33

La planta de Nissan en Ávila deja de fabricar camiones y se dedicará a producir recambios

El constructor automovilístico ha transformado su centro productivo en una instalación especializada en fabricar recambios con una inversión de 40 millones
Transformación de la planta de Ávila. Actividad de sellado de puertas para modelos de la Alianza. | Nissan

La factoría de Nissan Motor Ibérica en Ávila dejará de producir camiones para dedicarse exclusivamente a la fabricación y distribución de piezas de recambio para la alianza Renault-Nissan-Mitsubishi. Tras 60 años produciendo un total de 500.000 vehículos, el viernes 9 de agosto saldrá de sus instalaciones el último camión de la cadena de producción abulense, el NT Cabstar, y retomará su nueva actividad en el mes de septiembre. 

El proyecto ha comportado 40 millones de euros en inversiones por parte de Nissan, de los cuales hasta el momento se han desembolsado ya más de 11 millones. Con los 20 millones con los que se han comprometido en 2019, se llegará a un desembolso acumulado de 31 millones de euros, lo que supondrá el 80% del total. El director de Operaciones de Nissan en Ávila, Javier Novo, ha señalado que “las diferentes tareas realizadas hasta ahora, así como los trabajos que se desarrollarán durante los próximos meses demuestran la solidez del proyecto para la transformación de la fábrica”.

El proyecto ha comportado 40 millones de euros, de los cuales se han desembolsado ya más de 11 millones

La presencia de Nissan en Ávila seguirá adelante con una fábrica que, cuando alcance su plena capacidad prevista para 2024, “garantizará todo el nivel de empleo y contará con un volumen de producción de 80.000 piezas de recambios al mes para los diferentes modelos de las marcas de la Alianza en Europa”, ha señalado el fabricante en un comunicado. 

Tras la presentación oficial del plan de transformación en mayo de 2018, la fábrica abulense, que ocupa una extensión de 220.000 metros cuadrados, ha estado inmersa en este proceso de reconversión que permitirá iniciar a partir de 2020 el desarrollo de recambios, aunque hace ya meses que combina la producción de camiones con la nueva actividad. En la actualidad, la planta de Nissan en Ávila cuenta con 450 trabajadores, “quienes continuarán trabajando en septiembre en proyectos actualmente en marcha en la planta y que estaban previstos para 2020, como, por ejemplo, la pintura, sellado y embalaje de piezas de varios modelos de la Alianza, la soldadura de puertas o la fabricación del portón trasero de varios modelos de Renault”, ha apuntado la empresa.