11 de diciembre de 2019 | Actualizado 6:41

Hapag-Lloyd crece pese a las tensiones comerciales internacionales

La naviera ha mejorado sus resultados económicos en el primer semestre de 2019, con un beneficio neto de 146 millones de euros
Hapag-Lloyd

La compañía marítima Hapag-Lloyd ha cerrado en positivo el primer semestre de 2019 a pesar de las tensiones comerciales internacionales. El beneficio neto de la compañía ha aumentado hasta los 146 millones de euros, en comparación a los 101 millones de 2018, y sus ingresos han crecido de los 5.400 millones de euros a los 6.200 millones. Otras cifras destacadas del periodo son el ascenso del Ebit de la empresa hasta los 389 millones de euros, frente a los 91 millones de 2018; o la escalada de su Ebidta hasta los 956 millones de euros, más del doble de los 427 millones que registró en los seis primeros meses de 2018.

No obstante, la naviera ha puntualizado que este crecimiento incluye un efecto positivo de 217 millones de euros causados por los nuevos estándares IFRS16. Debido a que se acaban de aplicar por primera vez desde enero de 2019, estos resultados se pueden comparar solo hasta cierto punto. “Gracias a los volúmenes de transporte más altos en nuestros mercados principales, el control de costes de bienes y unas tarifas de flete ligeramente mejores, podemos reportar un buen primer semestre”, ha asegurado el director ejecutivo de Hapag-Lloyd, Rolf Habben Jansen. “Esto también nos ha permitido redimir deuda adicional con pagos por adelantado”.

El impacto de los nuevos estándares IFRS 16 provoca que la comparación entre periodos no sea exacta

Por su parte, los volúmenes de transporte de la naviera han aumentado el 2% hasta los 5.966 teus y la tasa de carga media ha escalado el 5% hasta los 955 euros el teus, frente a los 909 euros por teu de 2018. En contraste, los precios del combustible han aumentado en esta etapa hasta los 382 euros por tonelada, en comparación a los 343 euros del año anterior, lo que ha impactado de manera negativa en los resultados. “Después de una primera mitad de año sólida en 2019, nuestras perspectivas continúan sin cambiar, incluso si tenemos que afrontar más restricciones comerciales y un creciente riesgo geopolítico, lo que, por supuesto, podría impactar en el crecimiento”, ha añadido Jansen. “En la segunda mitad del año, continuaremos implementando nuestra Estrategia 2023 para ser el número uno en calidad”.