24 de octubre de 2019 | Actualizado 17:33

El Tren de Noé llega a España de la mano de Renfe Mercancías y Transfesa Logistics

La iniciativa consiste en un tren con contenedores pintados por artistas con el objetivo de concienciar de la necesidad del trasvase modal
El Tren de Noé | Renfe Mercancías

Los operadores ferroviarios Renfe Mercancías y Transfesa Logistics son los responsables de operar en España el Tren de Noé. Esta iniciativa pretende llamar la atención sobre la necesidad de incrementar la cuota ferroviaria en el transporte de mercancías como un aporte medioambiental. Se trata de un tren de contenedores pintados con imágenes de animales, una campaña visual que ha puesto en marcha Rail Freight Forward (RFF), la alianza integrada por 16 empresas europeas de transporte de mercancías, además de las asociaciones ferroviarias CER y UIC. Además, en su viaje por España, Renfe Mercancías y Transfesa Logistics incorporarán al tren dos contenedores, que pintarán artistas españoles.

La cuota del tren en el transporte de mercancías se sitúa actualmente en el 18% en Europa, mientras que España apenas supera el 4%. Las previsiones indican que el transporte de mercancías tendrá un incremento global del 30% en la próxima década, lo que representa una importante contribución de las empresas ferroviarias a la protección del medio ambiente, “puesto que el tren es el medio de transporte más sostenible”, ha señalado Renfe Mercancías en un comunicado.  

La cuota del tren se sitúa actualmente en el 18% en Europa, mientras que España apenas supera el 4%

El Tren de Noé se puso en marcha en 2018 con motivo de la Conferencia Mundial sobre el Clima COP24 de la ONU que se celebró en Polonia. Este convoy ferroviario realizó su primer viaje desde la ciudad de Katowice cargado con los contenedores aportados por los países miembros de la organización. Después de Polonia, el tren ha seguido viajando por Europa: Viena, Berlín, París, Bruselas, Roma, Munich y Luxemburgo han sido algunas de las ciudades en las que ha recalado. El tren concluirá su recorrido en otoño, cuando RFF envíe dos contenedores a Chile, donde se celebrará la próxima Conferencia de la ONU sobre el clima, COP25. El propósito de la organización es entregarlos a una empresa ferroviaria chilena para difundir el mensaje del Tren de Noé: que el planeta necesita urgentemente un cambio modal en el transporte de mercancías.