6 de junio de 2020 | Actualizado 8:00

Maersk modera sus pérdidas tras la mejora del resultado en el segundo trimestre

Los contenedores transportados por la flota de Maersk se han reducido el 0,3%, pero el volumen de negocio ha crecido el 2,3% por el aumento de los fletes
APM Terminals

El grupo marítimo A.P. Moller-Maersk ha mitigado en el segundo trimestre de 2019 las pérdidas registradas en el primero, aunque se mantienen los riesgos e incertidumbres del comercio internacional. De esta forma, la compañía ha situado sus pérdidas en los 451 millones de euros durante la primera mitad del ejercicio, cifra muy alejada de los beneficios superiores a los 2.300 millones de euros logrados en los seis primeros meses de 2018, periodo en el que impactó en las cuentas la venta de Maersk Oil por un valor similar al de las ganancias experimentadas. En cuanto a los ingresos del grupo Maersk hasta junio, se han aproximado a los 17.200 millones de euros, el 1,5% más que en el mismo periodo del año anterior.

La división dedicada al transporte marítimo, la de mayor peso en el grupo, ha experimentado un incremento del volumen de negocio del 2,3% en el primer semestre del año, hasta posicionar los ingresos en los 12.360 millones de euros. Esta cifra de Maersk Line ha sido posible, “principalmente, debido al incremento de los fletes”, ha reconocido la empresa, puesto que el volumen de contenedores transportados se ha reducido el 0,3%. Según los datos aportados por Maersk, el tráfico de contenedores de su flota se ha reducido en 44.000 teus en el primer semestre.

13,2 millones de teus

Es el volumen transportado por los 716 portacontenedores de Maersk Line en el primer semestre de 2019

A pesar de la contracción del número de contenedores transportados, el flete medio ha aumentado el 2,7%, lo que ha permitido aumentar los ingresos en 284 millones de euros. La conjunción de estas cifras y la reducción del 1,3% en los costes operativos, producto de las sinergias con Hamburg Süd y a pesar del incremento del 9% en el bunker, han permitido a Maersk Line cerrar el primer semestre con un Ebitda de 1.790 millones de euros, el 32% más que en el mismo periodo de 2018.

SERVICIOS LOGÍSTICOS Y TERMINALES
La filial de servicios logísticos, un segmento clave en la estrategia de A.P. Moller-Maersk por convertirse en una “empresa global e integral de logística de contenedores”, ha sumado una facturación de 2.600 millones de euros, similar a la del primer semestre del año anterior. Sin embargo, la generación de dichos ingresos sí ha variado respecto a los primeros seis meses de 2018. El grupo danés ha reconocido que ha disminuido el negocio transitario vinculado al marítimo y al aéreo, reducción que se ha visto compensada parcialmente por un incremento de los ingresos derivados de la gestión de la cadena de suministro. En cuanto al Ebitda de la división de servicios logísticos de Maersk, ha aumentado el 15,4%, hasta los 100 millones de euros, por “por una cobertura geográfica más rentable en la actividad intermodal y un mayor peso del almacenamiento en Norteamérica”.

La tercera gran pata del gigante marítimo, la de terminales, ha crecido tanto en tráfico de contenedores como en resultados económicos durante el primer semestre de 2019. Los ingresos de APM Terminals han superado los 1.300 millones de euros, cifra que supone el 14,3% más que en el mismo periodo del año anterior. En lo que respecta al Ebitda, ha crecido el 13% en los primeros seis meses del ejercicio.

Tanto los ingresos como el Ebitda de APM Terminals han crecido por encima del 13% hasta junio

El movimiento de contenedores en las terminales ha crecido el 6% hasta junio de 2019, con un total de 5,8 millones de movimientos, de los que dos millones corresponden a buques del propio grupo. El ascenso en las operativas de APM Terminales es producto de la mejora en Norteamérica y la puesta en marcha de la terminal de Moin (Costa Rica). “Excluyendo las terminales recientemente operadas y las desinversiones en 2019, los movimientos aumentaron el 4,7%, en comparación con el crecimiento estimado del mercado del 2,2%”, ha explicado el grupo Maersk, que además ha cifrado en el 79% la capacidad utilizada en sus terminales, nueve puntos porcentuales por encima del primer semestre de 2018. En cuanto a los ingresos por movimiento, han aumentado hasta los 263 euros, el 7,3% más, mientras que los costes por movimiento han ascendido a 196,5 euros, el 6,8% más.