18 de noviembre de 2019 | Actualizado 20:31
Susana Val Directora de Zaragoza Logistics Center

“Cuesta mucho desarrollar estrategias de datos compartidos por la desconfianza entre las partes”

La directora de ZLC, Susana Val | C.G.

Perfil

Susana Val
Susana Val
Ha realizado un doctorado y un máster en Ingeniería Industrial por la Universidad de Zaragoza; su tesis doctoral fue galardonada como primer Premio CEL Universidad en 2008. También ha cursado el máster en Ingeniería y Logística del MIT (Instituto Tecnológico de Massachusetts). Además de directora del ZLC, es investigadora principal del grupo de Investigación de Transporte, profesora asociada de Investigación e investigadora afiliada en el Centro para el Transporte y la Logística de MIT. Su ámbito de investigación se enfoca en la logística y la distribución urbanas; concretamente en las mejores prácticas, nuevas políticas de desarrollo, innovaciones y modelados de zonas urbanas para la distribución de mercancías.

Afiliado al Instituto Tecnológico de Massachusetts (MIT), el Zaragoza Logistics Center (ZLC) es un centro de investigación y formación adscrito a la Universidad de Zaragoza y especializado en logística y gestión de la cadena de suministro. Fue fundado a finales de 2003, con el objetivo de ser un centro internacional de excelencia en investigación y educación en materia de logística que participe activamente con la industria y el sector público. ZLC ha sido destacado recientemente como el mejor centro universitario de España especializado en logística y supply chain en el ranking SCM World y se encuentra en las primeras posiciones a escala mundial. Además, ZLC es la entidad española con más proyectos europeos de investigación en logística. En su actividad investigadora en este organismo, Susana Val ha liderado más de 20 proyectos de investigación, colaborando con empresas y entidades tales como Halliburton, Panalpina, P&G, Inclam, BSH, Saica y Banco Interamericano de Desarrollo, entre otras. También ha participado en varios proyectos y en estudios relacionados con el transporte multimodal y los corredores ecológicos, con especial énfasis en el fomento del ferrocarril y la huella de carbono. La directora de ZLC aborda a lo largo de la entrevista los últimos proyectos en marcha del centro, así como los retos del empleo en el sector logístico.

Desde que asumió el cargo de directora, ¿qué ha cambiado en el sector y en el centro ZLC? ¿Cuál es el balance general?

Desde hace dos años, la logística ha cambiado mucho debido a la disrupción tecnológica, la cual ha provocado una eclosión sectorial. A nivel específico, han surgido nuevas problemáticas, como en la ultima milla donde todo el comercio electrónico ha experimentado un gran cambio, las soluciones tecnológicas son muchas en el mercado, y ahora es necesario ver cómo se implantan o adaptan en las dinámicas de las ciudades. Específicamente, dentro de la entidad, vamos notando una evolución de los programas académicos y las líneas de investigación que nosotros desarrollamos. En programas académicos, observamos que hay más estudiantes interesados en la formación online, tenemos un plan formativo que permite la realización de parte de la formación en remoto, a través de una serie de microcursos. Hay una evolución hacia esa opción. De igual forma, en investigación, hemos visto cómo en las convocatorias de proyectos públicos estamos asistiendo a convocatorias de líneas de actividad sectoriales que antes no estábamos acudiendo, como el área del agrofood industry. Hace unos años, no nos parecía interesante porque estaba enfocada a la propia agricultura y no tocaba los aspectos logísticos. Hoy en día, con la economía circular y el apoyo de la tecnología, vemos que la logística sí tiene mucho que ver con la distribución de los productos y en su trazabilidad. Otras áreas también están despuntando, como por ejemplo el sector de la ingeniería aeronáutica, para la utilización de herramientas de simulación y optimización logística para ayudar a ubicar ciertos elementos. Aunque parezca un área muy distante de todo lo que tiene que ver con la cadena de suministro, finalmente se tiene en cuenta por la evolución de la formación y la investigación en estas líneas. 

¿Cómo valora el sector de la logística y cuáles son los principales obstáculos a tener en cuenta para la mejora de los procesos?

Es uno de los tres pilares fundamentales de la estrategia del Gobierno de Aragón. La agenda del Ejecutivo regional se apoya en la industria agroalimenticia, en nuevas tecnologías y en la logística. En mi opinión, es un sector puntero en la actualidad que está en una evolución in crescendo. Obstáculos son muchos, porque estamos en un mundo globalizado donde las cadenas logísticas cuentan con muchos interlocutores, y falta aún cierta legislación. Con la implantación de nuevas tecnologías como el big data, se pretende que haya unos datos compartidos entre los diferentes actores de la cadena de suministro, es decir, ese cambio social para llevarlo a cabo cuesta mucho porque persiste la desconfianza entre las partes. 

La logística es uno de los tres pilares de la estrategia del Gobierno de Aragón”

Nos movemos en un mundo de smart & green logistics. ¿Dónde quedan esos conceptos en un sector tan centrado en ser competitivo en el precio de sus servicios? 

Cada vez más empresas y entidades están centrando sus esfuerzos hacia la sostenibilidad. Hace falta mucha concienciación hacia el tema tecnológico y también a lo sostenible, pero poco a poco gracias a los esfuerzos de centros como ZLC y otros muchos a nivel europeo, se tiene que ir consiguiendo. La educación en medioambiente es un tema que va calando, es en gran parte generacional. Las nuevas generaciones de estudiantes que tenemos en nuestras aulas están mucho más comprometidas con todo el ámbito sostenible y más receptivos con todo lo relacionado con lo smart. En definitiva, creo que es cuestión del paso de una generación y también de educar a las empresas en este cometido. 

¿Qué proyectos tienen actualmente en marcha? ¿y en el futuro?

Tenemos unos 10 proyectos en paralelo financiados por la Unión Europea. A día de hoy, nos acaban de conceder un proyecto sobre el diseño de medidas innovadoras sostenibles para la movilidad, donde jugaremos un papel principal como coordinadores, así como líderes de los pilotos en diferentes empresas. Es un proyecto que cuenta además con Zaragoza como ciudad de ‘tercera capa’, donde vamos a involucrar al ayuntamiento en diferentes actividades que se van a plantear. Esperamos que después se absorban los resultados que se generen para implantarlos dentro de la ciudad aragonesa, puesto que Zaragoza está planificando una nueva ordenanza de distribución urbana sostenible. Por otra parte, tenemos otra serie de proyectos en curso, más ligados con cómo serán las cadenas de suministro en el futuro, en concordancia con la industria productiva. Trabajamos también en proyectos dedicados a ámbito como el de la salud, entre otros. 

ZLC va a coordinar un proyecto de diseño de medidas sostenibles donde se va a involucrar al Ayuntamiento de Zaragoza”

¿Cómo se puede parar la tendencia de entregas ultrarápidas para el ecommerce, que parece que abonan un terreno para la precarización y la falta de sostenibilidad económica y medioambiental de las empresas?

No sé si supone realmente una precariedad para las empresas ni creo que parar esa distribución ultrarápida sea algo eficiente. Es un factor a solucionar, necesitamos implantar medidas que eviten los kilómetros innecesarios. Ya existen soluciones pensadas en ciudades y puestas en marcha, como locales o plataformas urbanas de distribución. Por supuesto, debemos evitar a toda costa hacer kilómetros en falso, porque va en contra de la sostenibilidad. En cuanto a la precariedad del sector y del personal de reparto, actualmente se está hablando en foros del valor añadido que aporta el repartidor de última milla. Es la única persona que ve frente a frente el usuario cuando realiza una transacción online. Puede seguir la trazabilidad del paquete, aunque no vea cómo se realiza, pero al final con quien se encuentra cara a cara es con el repartidor, y hasta la fecha el repartidor ha tenido un rol muy poco importante. Ya se le está dando un giro de 180 grados a ese rol, dándoles formación y activando un perfil comercial para que deje que ser una profesión en el que se limita a entregar un paquete. Se pretende valorar la profesión, ya que es la cara visible dentro de la cadena de suministro y creemos que puede aportar un gran valor añadido.  

Es importante valorizar el rol del repartidor de última milla: es la única cara visible en la transacción online”

¿Cómo evolucionar el proyecto para Correos? ¿En qué fecha prevén tenerlo acabado?

El proyecto de Correos, que consta de cuatro fases, tiene una duración de 12 meses y está previsto que finalice hacia finales de año. Actualmente, estamos inmersos en el diseño de las soluciones y algoritmo de optimización de rutas para la mejora del servicio y reducción de tiempos de reparto. Se trata de un proyecto muy interesante que incorpora dentro de la optimización de rutas en menor tiempo, coste y manteniendo el nivel de servicio al cliente, un conjunto de soluciones que además permitan disminuir el impacto de la huella de carbono en las ciudades.

¿En qué fase se encuentra el proyecto de Zerca! que lleváis a cabo conjuntamente con T-ZIR?

El día 10 de julio, ZLC firmó la adhesión al proyecto mediante un acuerdo de colaboración, que se traducirá en una serie de acciones. Se pretende que ZLC sea el encargado de toda la logística del reparto. Zerca! nace como un proyecto de digitalización del comercio de proximidad en Aragón. Ya cuenta con alrededor de 400 comercios interesados en formar parte de este proyecto y en paralelo se están realizando firmas de acuerdos de adhesión de entidades colaboradoras y se está diseñando ya un primer piloto. Una vez se alcance el número representativo de comercios de proximidad comenzará nuestro trabajo, para hacer llegar de forma óptima y sostenible la mercancía puerta a puerta.

Una vez el proyecto Zerca! alcance el número de comercios de proximidad necesarios comenzará nuestro trabajo”

¿Existe la formación adecuada en el ámbito logístico en unas circunstancias tan cambiantes debido a la tecnología y a las necesidades de las startups en el sector?

Si miramos la formación que centros como ZLC imparten, sí que existe una formación que se adapta a los requisitos que las empresas están demandando y que van en la línea de la transformación digital. Nuestra red de contactos se extiende a nivel internacional, tanto a nivel académico como industrial, lo que posiciona a ZLC en un lugar privilegiado de conocimiento y transferencia del mismo. El trato cercano y continuado con las empresas nos permite conocer de primera mano esas necesidades y el tipo de formación que impartimos, con profesorado internacional, permanente y visitante, así como la metodología del caso de estudio, nos otorga una practicidad a la hora de alinear necesidades formativas con el mundo industrial. Bien es cierto que otras enseñanzas regladas no poseen la misma flexibilidad a la hora de modificar los currículums formativos y es en esa línea donde se debería trabajar de forma más activa. Tenemos buenos profesionales, pero falta quizás una aceleración a la hora de modificar la Administración e imprimir rapidez y eficacia en los procesos para adaptar los currículums formativos.

El trato con las empresas nos permite conocer de primera mano las necesidades que trasladamos a nuestras formaciones”

Ha manifestado en más de una ocasión que no cree que vaya a desaparecer empleo por la robotización y automatización, que se va a transformar con personas bien formadas y con talento. ¿Cómo se atrae a ese tipo de profesional en un sector como la logística?

Hace falta informar en las etapas más tempranas sobre las salidas profesionales que este sector posee. Esto se plasma en que muchos recién graduados todavía no conocen las salidas profesionales de un experto en logística, ni entienden los procesos de la cadena de suministro. La logística en 15-20 años ha experimentado una evolución exponencial, partiendo desde su completa inexistencia en las empresas, la creación de departamentos en las mismas, hasta la necesidad hoy en día de reconvertirlos en áreas totalmente transversales a la empresa, donde incluso se habla de un mayor peso a los logísticos sobre otras áreas en puestos de dirección. Por el papel tan crucial que representa este sector en nuestra economía, se debería proporcionar una formación u orientación en etapas muy tempranas, siendo los preuniversitarios o universitarios el público más receptivo. Habría que explicar en estos segmentos de la población el rol de la logística en el motor económico.