18 de septiembre de 2019 | Actualizado 18:57

Puertos del Estado aprueba la nueva delimitación de espacios del puerto de Tarragona

El documento incluye el terreno para los accesos a la ZAL y para una posible ampliación de la terminal intermodal de La Boella a medio-largo plazo
Maqueta de las instalaciones portuarias de Tarragona | Puerto de Tarragona

El ministerio de Fomento, a través de Puertos del Estado, ha aprobado la nueva DEUP (Delimitación de Espacios de Uso Portuario) del puerto de Tarragona, un documento estratégico que ha tardado dos años en tener el visto bueno de Madrid. La DEUP fija los límites marítimos y terrestres del enclave a fecha de 2017, recogiendo los cambios de los últimos años en la delimitación de la zona de servicio del puerto. El objetivo de la DEUP es establecer una foto fija de los espacios en uso y las reservas de espacios para su desarrollo posterior. En este caso, la última versión de este documento, además de incluir nuevos terrenos, desafecta otros vinculados a previsiones de crecimiento que no se han llevado a cabo, como el contradique de Poniente en la zona sur o el último tramo del dique de Levante, ya que algunos de los proyectos de 1994 no han sido desarrollados desde entonces y están siendo sustituidos por otros en el nuevo Plan Director, documento que actualmente se está tramitando con Puertos del Estado.

CONEXIÓN PARA LA ZAL
La DEUP incorpora en la Zona de Servicio Portuaria terrestre varias piezas de suelo con el objetivo de completar los espacios para los accesos a la futura Zona de Actividades Logísticas (ZAL), un espacio de un millón de metros cuadrados destinado a ampliar las zonas de almacenamiento y transporte de mercancías situado en el término municipal de Vila-seca (La Pineda).

También recoge la incorporación de una parte de terreno cerca del Centre Educatiu de Tarragona que se sitúa de forma paralela a los muelles de Galicia y Andalucía y que asegura el espacio necesario para una posible ampliación de la terminal intermodal de La Boella. Esta pieza de suelo suma unos 39.000 metros cuadrados al lado del centro educativo, pero al mismo tiempo desafecta 96.000 metros cuadrados que ya no entran en los planes del futuro del puerto. Actualmente, la terminal intermodal de La Boella no requiere de una ampliación inmediata, pero a medio-largo plazo podría necesitar más espacio, particularmente cuando entre en funcionamiento la terminal intermodal Puerto Centro de Guadalajara.

Por otra parte, la DEUP incorpora una amplia zona de servicio en el margen derecho del río Francolí de 85.000 metros cuadrados que permitirá mejorar las comunicaciones terrestres del puerto. Por un lado, estos terrenos podrían permitir la construcción de una “zona buffer” o de transición, destinada a la espera de camiones para carga y descarga, que liberaría espacios en los muelles que se destinarían a nuevas actividades. Por la otra, estos terrenos también podrían acoger la futura conexión de la vía de ferrocarril hacia Zaragoza y Madrid con la estación de clasificación de la Canonja, lo cual permitiría la entrada y salida de composiciones de trenes desde y hacia Puerto Centro.