18 de septiembre de 2019 | Actualizado 18:57

Abertis prueba en la AP-7 la convivencia de vehículos convencionales y autónomos

Entre los días 12 y 15 de septiembre, se realizarán pruebas reales en la zona de Girona con tres escenarios: asignación dinámica de carril, obras y embotellamiento
Abertis

La autopista AP-7, a la altura de Girona, será objeto de pruebas reales para la convivencia de vehículos convencionales y automatizados entre los días 12 y 15 de este mes de septiembre. La concesionaria de la autopista, la compañía Autopistas del grupo Abertis, participa en el proyecto europeo de I+D Inframix (Road Infrastructure ready for mixed vehicle traffic flows), que prepara la infraestructura vial del futuro para dar apoyo a la coexistencia de vehículos convencionales y automatizados. Se trata de una iniciativa multidisciplinar en la que participan 11 empresas e instituciones europeas y que trabajan para compartir y analizar las actividades y expectativas relativas a la preparación de las autopistas para la coexistencia de tráfico mixto. 

Durante los próximos 12, 13, 14 y 15 de septiembre se realizarán pruebas reales en la autopista AP7 en la zona de Girona y se probarán tres escenarios de tráfico. El primero es la asignación dinámica de carril, cuyo objetivo es evaluar la apertura de un carril dedicado a vehículos autónomos y la señalización que se puede observar durante el circuito. El segundo escenario es el de obras en la autopista, un escenario que pretende observar la señalización, y el tercero es el embotellamiento. En este último escenario, el objetivo es evaluar la aplicación de estrategias de control de tráfico que, actuando en tiempo real sobre la velocidad a la que deben circular los vehículos, la distancia de seguridad entre ellos y la sugerencia de cambios de carril, ayuden a mejorar el flujo de tráfico y la seguridad vial. 

Según el comunicado emitido por Autopistas, para este programa ha sido necesario implementar tecnologías de detección y comunicación G5 en el emplazamiento de prueba para demostrar los tres casos de uso definidos por el proyecto. 

LAS BASES DEL PROYECTO INFRAMIX
El proyecto Inframix pone en su epicentro la búsqueda de soluciones para diseñar, actualizar, adaptar y probar (en simulaciones y en el mundo real) elementos físicos y digitales de la infraestructura vial. Según se ha manifestado desde Autopistas, “el objetivo es crear un modelo de autopista que permita un tráfico ininterrumpido, predecible, seguro y eficiente a través de una infraestructura vial ‘híbrida’ capaz de gestionar el período de transición de vehículos y que sirva también de base para los sistemas de transporte automatizado del futuro”.  La subvención total concedida al proyecto asciende a más de 4,5 millones de euros, dentro del marco del programa Horizon 2020.