18 de septiembre de 2019 | Actualizado 18:57

El transporte por carretera pide ayuda a Competencia para frenar los “abusos” de los cargadores

La patronal ha transmitido a la CNMC la fragilidad del tejido empresarial del transporte “que no dispone de las herramientas normativas necesarias”
E.M.

La Confederación Española de Transporte de Mercancías (CETM) ha trasladado su preocupación a la Comisión Nacional de los Mercados y Competencia (CNMC) por el efecto negativo las prácticas de “posición de abuso y desamparo” que sufren las empresas de transporte de mercancías. Junto con las organizaciones del Comité Nacional de Transporte por Carretera (CNTC), la confederación ha transmitido a la Comisión Nacional de los Mercados y Competencia su descontento con la situación actual en la que “los cargadores se aprovechan de la fragilidad del sector”. 

CETM ha recordado que “la dimensión media de nuestras empresas apenas supera los tres vehículos” y que este tejido empresarial “no dispone de las herramientas normativas necesarias para defenderse”. La CNMC, según ha señalado la patronal, se ha declarado “contraria” a las prácticas habituales en el sector del transporte. Entre ellas, CETM ha citado varias prácticas tales como “determinadas subastas a la baja o plazos de pago superiores a los establecidos en la ley de Morosidad, que por abusivas atentan contra las normas básicas de competencia”. Tras la exposición de las empresas de transporte, la CNMC se habría mostrado favorable a realizar un estudio pormenorizado del mercado “que permita determinar la existencia de una posición dominante de los cargadores”. 

La CNMC se ha mostrado favorable a realizar un estudio que permita determinar la existencia de prácticas abusivas

La patronal ha sugerido que se pongan en marcha medidas de protección similares a las que se tomaron en el sector agrícola como: el fomento de los contratos escritos, la regulación de las subastas electrónicas no transparentes y de las modificaciones unilaterales de los contratos, la prohibición de la venta a pérdidas, etc. En opinión de CETM, los problemas en el sector “solo se solucionarán con la puesta en marcha de una norma que prohíba y multe a los cargadores que paguen un precio abusivamente bajo”, tal y como lo regula el Código de Transporte en Francia.