6 de junio de 2020 | Actualizado 8:00

El Foro Internacional del Transporte tacha de ineficientes los subsidios marítimos

Los armadores europeos responden que las ayudas en la UE permiten mantener la fortaleza del transporte marítimo
Stena Line

Un nuevo informe del Foro Internacional del Transporte (International Transport Forum ITF) ha sembrado la discordia. En este caso, el organismo ha analizado la eficacia real de los subsidios marítimos en países de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OECD). Según el estudio de la organización intergubernamental, estas ayudas al transporte marítimo son ineficientes, necesitan “reorientarse” y ser más transparentes. Por su parte, los armadores europeos de la European Community Shipowners’ Associations (ECSA), han defendido las ayudas, puesto que mantienen “fuerte al sector marítimo europeo”.

El documento de ITF pretende evaluar si estos subsidios aportan un valor añadido al dinero de los contribuyentes, así como realizar una serie de recomendaciones sobre cómo los actores políticos pueden aumentar la efectividad de las ayudas al sector marítimo. El estudio ha señalado que el coste medio anual se cifra en unos 3.000 millones de euros en tres áreas: impuestos sobre el tonelaje, exención tributaria sobre el combustible y medidas fiscales para reducir los costes salariales de los marinos. No obstante, “la naturaleza de los subsidios marítimos actuales es más defensiva que estratégica”, reza el informe. 

El informe de ITF sostiene que ningún estudio ha evidenciado la efectividad de los subsidios al sector

Según sostiene el estudio, la Comisión Europea ha formulado las normas relativas a las ayudas estatales marítimas con el objetivo de evitar la “competición fiscal entre miembros”. Sin embargo, el International Transport Forum apunta que “los estudios de impacto no han encontrado hasta la fecha evidencias de la efectividad de los subsidios marítimos a la hora de alcanzar los objetivos fijados”. De hecho, el análisis de ITF subraya el descenso de las banderas locales y el empleo en la marina mercante, así como la falta de conexiones de corta distancia a nivel europeo. En lo que sí pueden haber tenido un impacto positivo, según los autores del informe, es en el aumento de la liquidez de las navieras, permitiendo que algunas puedan renovar o expandir sus flotas. 

El Foro Internacional de Transporte ha concluido que se desconoce el alcance total de los subsidios “debido a la carencia de datos”. Además, incide en que existe una falta de pruebas que muestren la utilidad real de estas ayudas a la hora de cumplir con los objetivos fijados como, por ejemplo, para la defensa del registro nacional de buques o la mejora del empleo en el sector. Por ello, los autores proponen una “reorientación” de los subsidios o ayudas y una convergencia global de reformas para asegurar “un marco en igualdad de condiciones para todos los miembros”. Además, en su opinión, sería recomendable aclarar dichos objetivos para poder aliarse en causas comunes, tales como la descarbonización o el empleo, y promover una mayor transparencia de los usos que se hacen de los subsidios. 

ECSA cuestiona la metodología del informe porque “no refleja la naturaleza global de la industria”

En respuesta a este estudio, ECSA ha señalado que los subsidios son un instrumento “altamente efectivo” para reforzar el sector en un ámbito global competitivo. Los armadores cuestionan la metodología del informe, puesto que “sólo se centra en las prácticas europeas y no se refleja la naturaleza global de la industria”. Asimismo, han manifestado que deberían haber realizado un estudio más en profundidad comparando a la Unión Europea con países fuera de la UE para poder esbozar “conclusiones bien fundadas”, sobre todo en la cuestión del empleo de los marinos europeos.