11 de diciembre de 2019 | Actualizado 6:41

MSC traslada al puerto de Valencia su inquietud por el futuro de la nueva terminal

El consejo de administración de la Autoridad Portuaria de Valencia aprueba la selección de la oferta de TIL con el voto en contra del alcalde la ciudad
Joan Ribó, Francesc Sánchez y Aurelio Martínez en el consejo de administración del puerto de Valencia | Juan Carlos Palau

Mediterranean Shipping Company (MSC) ha trasladado al puerto de Valencia su inquietud por la situación de incertidumbre que vive la Terminal de la Ampliación Norte del enclave valenciano. Así lo ha confirmado el presidente de la Autoridad Portuaria de Valencia (APV), Aurelio Martínez, al término de la reunión del consejo de administración de la entidad celebrada hoy. Martínez ha recibido “una llamada tras la reunión mantenida con el alcalde y el consejero, cuando estaba con Salvador de la Encina, preocupándose por el proceso”.

“No tenemos ninguna duda del proceso que estamos siguiendo con la Terminal Norte”
Aurelio Martínez Presidente de la Autoridad Portuaria de Valencia

En todo caso, el consejo de administración de la Autoridad Portuaria de Valencia ha aprobado la selección de la oferta de TIL (MSC) para la nueva terminal, a pesar del voto en contra del alcalde de Valencia, Joan Ribó. El presidente del puerto ha subrayado que este “es un paso más de los 20 que hay que dar para la aprobación de cualquier adjudicación y, por lo tanto, aún queda mucho proceso”. Los siguientes pasos son, según ha explicado Aurelio Martínez, “la publicación de esta selección en el BOE, la apertura del plazo de información pública, la recepción de alegaciones, los informes del ayuntamiento y la Generalitat Valenciana, que la comisión técnica valore las alegaciones, el informe del director general, luego el presidente y luego el consejo y, si el consejo aprueba la oferta, se otorgará la concesión”.

“No queremos hacer la Terminal Norte a cualquier precio, pero sí sin pérdida de oportunidades”
Francesc Sánchez Director general de la Autoridad Portuaria de Valencia

En cuanto a la necesidad o no de una nueva Declaración de Impacto Ambiental (DIA) para esta terminal, Aurelio Martínez ha insistido en que no tienen “ninguna duda en el plano legal del proceso que estamos siguiendo, porque no nos lanzamos a un proyecto así sin contar con informes previos”. Asimismo, ha repasado los distintos supuestos en los que la ley de Evaluación Ambiental de 2013 exige una nueva DIA. En este sentido, ha señalado que este proyecto “no incluye ninguno de los preceptos que recoge la mencionada ley para tener que hacer la nueva DIA”.

Es cierto “que hay otros puertos detrás de esta inversión, y la empresa tiene mil oportunidades donde irse, pero no hay más de cuatro o cinco empresas que tengan la capacidad de hacer una terminal como ésta”, ha manifestado el presidente del puerto. Además, se ha mostrado contrariado porque no está bien “cambiar el marco legal tras la presentación de una oferta bajo un marco jurídico vigente”. A su juicio, “este cambio podría ser recurrible”. Por su parte, el director general de la autoridad portuaria, Francesc Sánchez, ha añadido que el objetivo no es “hacer la Terminal Norte a cualquier precio, pero sí sin perder oportunidades”.

LA OFERTA DE TIL
La oferta de TIL (Terminal International Limited) para la nueva Terminal Norte del puerto de Valencia contempla una inversión global de 1.021 millones de euros durante el periodo 2020-2026. De estos, 320 millones corresponden a obra civil y edificación, 615 millones a equipos de manipulación de carga y 86 millones a automatización y tecnologías de la información.

Opta por una concesión a 50 años mediante el desarrollo completo en tres fases consecutivas. La primera de 86 hectáreas y 1.100 metros de línea de atraque a principios del primer trimestre de 2025; la segunda continuaría hasta las 108 hectáreas y los 1.500 metros de línea de atraque a finales de 2025 y la tercera hasta completar las 136 hectáreas de superficie y los 1.900 metros de línea de atraque en el tercer trimestre de 2026, momento en el que la terminal estaría a pleno rendimiento, con una capacidad proyectada total de cerca de 4,8 millones de teus al año.

Mediterranean Shipping Company abandonaría su terminal actual en el puerto de Valencia en el momento en que se desarrollara por completo la nueva terminal. TIL se compromete a un tráfico mínimo de contenedores llenos de 1,9 millones de teus al año a partir del cuarto año del inicio de la explotación y estima un tráfico marítimo de cerca de 4 millones de euros en ese mismo cuarto año. En su apuesta por la intermodalidad, TIL ofrece desarrollar una terminal ferroviaria dotada de seis vías de 1.000 metros de longitud con capacidad para mover 305.000 teus por año.

EL ALCADE DE VALENCIA VOTA EN CONTRA
El alcalde de Valencia, Joan Ribó, ha sido el único miembro del consejo de administración del puerto que ah votado en contra de la selección de la oferta de TIL. El alcalde ha justificado su decisión en que no “se opone a la terminal, pero queremos que se hagan las cosas bien, porque creemos que hay que revisar posibles impactos a través de una nueva DIA, y así lo señala un informe del ayuntamiento”. En este sentido, cabe destacar que el informe no ha sido aportado por el alcalde al consejo de administración del puerto, pero se remitirá a la autoridad portuaria en los próximos días.

El retraso “que supondría una nueva DIA estaría en torno a unos 20 meses como será el caso del Acceso Norte, y la empresa que ha hecho la oferta puede entender que se pueda tardar un poco más para tener todas las seguridades jurídicas”, ha manifestado el alcalde de Valencia. Rafael Ribó ha afirmado que no sería suficiente “con el informe que van a hacer expertos independientes” y ha señalado que si hoy “hubiera votado afirmativamente, me cerraría la posibilidad de reclamar una nueva DIA”. Para defender su postura, ha recurrido también a la petición que ha realizado la consejera de Agricultura de la Generalitat Valencia, Mireia Mollá, y él mismo al ministerio de Transición Ecológica para que se pronuncie sobre la necesidad o no de una nueva DIA. “Si el ministerio dice que no hace falta, se acabó la controversia”, ha concluido.

ACCESO NORTE
Por otra parte, el presidente de la Autoridad Portuaria de Valencia ha lamentado que el informe “sobre las alternativas del acceso Norte al puerto de Valencia no se podrá presentar a finales de este año o principios del que viene, al incluir el estudio de la alternativa ferroviaria”. El plazo que se maneja ahora para las tres fases del estudio (el estudio en sí, la información pública y la Declaración de Impacto Ambiental) es de 20 meses.

Aurelio Martínez se ha mostrado de acuerdo en ampliar el estudio y ha reiterado la apuesta de la Autoridad Portuaria de Valencia por el ferrocarril. El motivo es, según el presidente, que la conexión “entre Valencia y Sagunto es fundamental, el puerto de Valencia no puede crecer más y por ello necesitamos conexiones rápidas y directas, y el ferrocarril es una de ellas”. El máximo mandatario de la autoridad portuaria ha explicado que cuando se cuente con “el túnel pasante y la doble plataforma anunciados por Josep Vicent Boira, quedará libre la línea actual que pasa por Serrería y que conecta directamente con el puerto de Valencia por Fuente de San Luis y con el nuevo acceso ferroviario al puerto de Sagunto”.