14 de octubre de 2019 | Actualizado 7:08

La Cámara de Comercio de Barcelona reclama de nuevo una gestión individualizada de El Prat

Su propuesta incluye también un nuevo modelo de gobernanza del que formen parte las instituciones públicas y privadas del territorio
Maurici Lucena (Aena) y Joan Canadell (Cámara de Comercio de Barcelona, de derecha a izquierda | Cámara de Comercio de Barcelona

La Cámara de Comercio de Barcelona ha vuelto a reclamar una gestión individualizada del Aeropuerto de Barcelona-El Prat para disponer de más capacidad de gestión de las crisis operativas, de los conflictos laborales y de la dotación óptima de recursos y medios. Según la entidad, esta tiene que ser una de las prioridades para conseguir la compatibilidad entre un crecimiento sostenible del tráfico aéreo y el equilibrio territorial. El ente cameral ha constatado una vez más que “el ritmo real de crecimiento del tráfico en el aeropuerto de Barcelona está superando las previsiones más optimistas” y, en consecuencia, es necesario acelerar el calendario de las inversiones previstas. A medio y largo plazo, la institución cameral apuesta por hacer compatible el crecimiento previsto en los próximos años con la preservación del equilibrio territorial.

Por eso, su presidente Joan Canadell, ha trasladado al presidente de Aena, Maurici Lucena, que el nuevo plan director tendrá que tener en cuenta dos elementos importantes: la determinación de los tráficos estratégicos para la economía de Barcelona y de Catalunya y la capacidad de gestión de los efectos generados por el impacto acústico de la actividad aeroportuaria. La visión de la entidad cameral es que pueden ser compatibles el equilibrio territorial y un crecimiento sostenible del tráfico aéreo hasta 90 millones de pasajeros anuales, pero, para hacerlo posible, son necesarias nuevas herramientas y acciones, entre ellas, la gestión individualizada de El Prat, ha insistido la Cámara de Comercio de Barcelona.

También se propone un nuevo modelo de gobernanza que incluya a las instituciones públicas y privadas del territorio en la toma de decisiones estratégicas del aeropuerto. Según la entidad, a corto plazo, este modelo sería factible solo reforzando el comité de coordinación aeroportuaria, profundizando en el ejercicio de las funciones que le son propias y, en paralelo, manteniendo el Comité de Desarrollo de Rutas Aéreas (CDRA) como herramienta de promoción internacional del aeropuerto.

La entidad apuesta por Barcelona para la larga distancia y por Girona y Reus para el corto y medio radio

La Cámara también apuesta por aprovechar al máximo el potencial de Barcelona para vuelos de larga distancia y promover los aeropuertos de Gerona y Reus para vuelos de corto y medio radio. Por último, entre las prioridades de la entidad, también se encuentra la de adaptar la operativa de pistas a la evolución del tráfico y abordar la mayor necesidad de uso de pista larga para las operaciones con aviones más grandes y con la prolongación de la pista 07R 25L, actuación que permitiría conseguir las 90 operaciones por hora con un impacto acústico más reducido, según la Cámara.