14 de octubre de 2019 | Actualizado 7:08

La carga aérea encadena el periodo más largo de contracción desde la crisis de 2008

La conjunción de la guerra comercial entre EEUU y China, la incertidumbre política y una mayor debilidad comercial está afectando al transporte aéreo
Lufthansa Cargo

Los últimos datos de la Asociación Internacional de Transporte Aéreo (IATA) muestran que la carga aérea internacional sigue decreciendo por décimo mes consecutivo, lo que lo convierte en el periodo más largo desde la crisis financiera mundial en 2008. En el mes de agosto, se ha registrado una contracción del 3,9% en comparación con el mismo mes de 2018. La guerra comercial entre Estados Unidos y China, la debilidad en algunos indicadores económicos clave y las crecientes incertidumbres políticas en todo el mundo continúan jugando en contra. Aun así, la capacidad de carga aérea ha aumentado el 2% interanual, siendo así el 16º mes consecutivo en que esta supera a la demanda.

El comercio en los países emergentes ha tenido un rendimiento inferior al de las naciones avanzadas durante la mayor parte de 2019 debido a la mayor sensibilidad de las economías emergentes a las tensiones comerciales, la inestabilidad política en aumento y la fuerte depreciación de la moneda en algunos de los mercados emergentes clave. Los pedidos globales de exportación continúan cayendo. En todo caso, han apuntado desde IATA, diversos indicadores económicos constatan una desaceleración comercial en términos generales que está impactando en el transporte aéreo de mercancías. 

Alexandre“El comercio genera prosperidad, las guerras comerciales no lo hacen”
Alexandre de Juniac Director general y consejero delegado de IATA

El director general y consejero delegado de IATA, Alexandre de Juniac, se ha mostrado preocupado por una situación que se va a mantener en el tiempo: “El comercio genera prosperidad, las guerras comerciales no lo hacen, eso es algo que los gobiernos no deberían olvidar”.

RESULTADOS REGIONALES 
Las aerolíneas de la región de Asia-Pacífico y Oriente Medio han sufrido las caídas más pronunciadas. Oriente Medio ha registrado una disminución del 6,7% de sus volúmenes de carga interanuales, la mayor caída de cualquier región. Su capacidad también decreció el 0,8%. La incertidumbre económica de la volatilidad de los precios del petróleo entre los mercados dependientes del petróleo de la región ha agregado una presión adicional, han añadido desde IATA. Por su parte, en Asia Pacífico, la carga aérea se ha contraído el 5% y su capacidad se ha incrementado el 2,3%.

Las aerolíneas de América del Norte y Europa han experimentado caídas más moderadas. En América del Norte, la disminución de la demanda es del 2,4% y la capacidad de carga ha aumentado el 1,3%. No obstante, la demanda de carga se ha contraído en las principales rutas entre Asia y América del Norte, donde los volúmenes ajustados estacionalmente han disminuido casi el 5% en comparación con 2018. En Europa, el descenso se ha situado en el 3,3% en la demanda de carga. Un mes más, las condiciones de fabricación más débiles para los exportadores en Alemania, las economías regionales más suaves y la continua incertidumbre sobre el Brexit han afectado a la carga aérea en el Viejo Continente, han explicado desde IATA. Finalmente, África y América Latina han registrado un crecimiento en la demanda en comparación con agosto del año pasado. La región latinoamericana ha experimentado un aumento del 0,1% y, en contraposición, ha visto como la capacidad disminuía el 2,9%, debido a la inestabilidad política en algunos países y a la reciente volatilidad de la moneda en las economías clave de la región. 

África continúa siendo la región con un mayor crecimiento del volumen de carga, con una subida del 8%

Por su parte, los operadores africanos han registrado el crecimiento más rápido de cualquier región, con un aumento de los volúmenes de carga del 8%. Estas cifras continúan con la tendencia de la región desde mediados de 2018 y colocan al continente como el que registra mejores resultados por séptimo mes consecutivo. La demanda ha crecido el 17,1%. “Los fuertes vínculos comerciales y de inversión con Asia han apuntalado un aumento de dos dígitos en los volúmenes de carga aérea entre las dos regiones durante el año pasado”, han recordado desde la Asociación Internacional de Transporte Aéreo.