22 de noviembre de 2019 | Actualizado 17:24

Semat amplía su presencia en el espacio de El Salobral de Villaverde Mercancías

La adjudicación es un hito en la gestión de activos logísticos de Adif al ser la primera vez que pone en el mercado un activo de estas características
Instalaciones de El Salobral | Adif

El consejo de administración de Adif ha autorizado la adjudicación a la empresa Semat del contrato para la gestión y comercialización de servicios vinculados a la logística de la automoción en la instalación de El Salobral, situada en la terminal de transporte de Villaverde Mercancías (Madrid). El gestor ferroviario ha destacado que el importe de adjudicación se ha situado en los 10,5 millones de euros y el plazo de la misma es de ocho años, prorrogables por cuatro más. Semat era la operadora de estas instalaciones hasta la fecha, según han recordado desde Adif. La emresa adjudicataria, Semat, es una sociedad ferroviaria ligada al sector del automóvil conformada por Renfe y Transfesa Logistics.

Adif ha subrayado que esta adjudicación constituye un hito en la gestión de espacios logísticos de la compañía, por ser la primera vez que la entidad pone a disposición del mercado un activo de estas características. El contrato contempla una nueva zona dedicada a la logística del automóvil de 166.094 metros cuadrados, que incluye la actual campa de automoción y otros espacios adicionales que se incorporan fruto de la reorganización que se ha llevado a cabo dentro de la mencionada terminal. Parte de esta campa de automoción, ha explicado Adif, se encontraba dentro de la relación de activos vinculados con el usufructo otorgado a Renfe con motivo de la separación de ambas entidades tras la liberalización del sector ferroviario.

Si el adjudicatario realiza inversiones sobre el inmueble, el contrato podría tener una duración máxima de 20 años

La zona disponible cuenta, además, con cuatro vías de longitudes comprendidas entre los 340 metros y los 570 metros para realizar las operaciones de carga y descarga de vehículos vinculados con el transporte ferroviario, señalan desde Adif. Sobre este espacio se podrán realizar igualmente otros servicios que, sin estar vinculados al transporte ferroviario, puedan suponer un valor añadido a la logística y distribución de vehículos automóviles. Adif ha señalado que la campa vinculada con el transporte ferroviario se adjudica con vocación de instalación de servicio. Por lo tanto, el explotador de la misma deberá prestar, de modo no discriminatorio, a cualquier empresa que lo solicite el acceso a la misma, así como a los servicios vinculados al transporte ferroviario.

Para fomentar esta vinculación con el transporte ferroviario, Adif ofrece una bonificación en la renta ofertada de hasta el 20% de la misma en función del volumen de vehículos que accedan o se expidan por ferrocarril, según ha destacado el gestor ferroviario. Si el adjudicatario realizase inversiones en el inmueble necesarias para la explotación de la campa, y éstas fueran autorizadas por Adif, la duración máxima del contrato podría alcanzar los 20 años. Adif ha subrayado que esta adjudicación está ligada al Plan de Acción que tiene en marcha para la realización de un tratamiento no discriminatorio de activos que anteriormente estaban ligados al usufructo.