22 de noviembre de 2019 | Actualizado 17:24

Cimalsa trabaja en microhubs de última milla con reparto en bicicleta

El acuerdo entre Cimalsa y Cargobici prevé desarrollar los primeros centros urbanos de reparto en el corazón de Barcelona, y posteriormente, extenderlos
Firma del convenio entre Cimalsa y Cargobici | Cimalsa

La empresa pública Cimalsa ha cerrado un acuerdo con la empresa Cargobici para desarrollar microhubs de última milla con reparto en bicicleta eléctrica. El presidente de la compañía catalana de logística y movilidad, Enric Ticó, y el representante de Cargobici, Antonio José Domínguez, han firmado un convenio de colaboración y transferencia de conocimiento para estudiar cómo reducir los desplazamientos urbanos vinculados a la logística y cómo potenciar un modelo ecológico y sostenible basado en la reducción del vehículo industrial y el uso de vehículos verdes. 

El objetivo principal de esta iniciativa, según Ticó, es “contribuir a resolver la última milla de forma sostenible”. Para eso, se desarrollarán microcims (centrales integrales de mercancías de dimensión reducida) sostenibles para cumplir con los compromisos adquiridos con la Comisión Europea. Cimalsa prevé que estos primeros microhubs se instalen en el corazón de Barcelona para, más tarde, extender la iniciativa al resto de Catalunya. A pesar de que se acaba de suscribir el acuerdo, Cimalsa y Cargobici llevan un año inmersos en la concepción de este sistema de última milla.

“El objetivo de esta iniciativa es contribuir a resolver la última milla de forma sostenible”
Enric Ticó Presidente de Cimalsa

La iniciativa pretende, según fuentes de Cimalsa, consolidar las mercancías por distritos para conseguir un reparto más sostenible, agilizar la logística de última milla y evitar la congestión de las ciudades. La optimización de los horarios de reparto a los núcleos urbanos, la reducción de la emisión de gases y partículas contaminantes y el fomento de la incorporación al mercado laboral de personas con diversidad funcional también se cuentan entre los objetivos del proyecto.

El convenio firmado contempla la colaboración en la investigación de financiación para el proyecto, la realización de estudios y trabajos conjuntos orientados a la consecución de los objetivos, reuniones periódicas para compartir conocimientos, la divulgación del proyecto y la celebración de actos públicos donde se recojan las actuaciones que se llevan a cabo. La duración inicial del convenio es de tres años, con la posibilidad de prorrogarse por periodos sucesivos de un año.