22 de noviembre de 2019 | Actualizado 17:24

Los operadores logísticos miden su capacidad de adaptación en el Black Friday

Las empresas y sus proveedores logísticos llevan meses preparándose para afrontar el incremento de pedidos de las campañas prenavideñas
Mesa redonda sobre la logística ante los picos de demanda y la estacionalidad organizada por UNO | C.G.

El viernes 29 de noviembre volverá la cita anual del Black Friday y al lunes siguientes el Cyber Monday. En esos días, los operadores logísticos miden sus capacidad de adaptación a uno de los mayores pico de demanda del año, una cita con las compras que en Europa era absolutamente desconocido diez años atrás. Afrontar estos volúmenes en apenas unos días genera un aumento de costes para las empresas del sector logístico. En una jornada sobre el Black Friday organizada por UNO, los operadores han subrayado que estos altos picos de demanda no compensan los costes que deben afrontar, pero la situación les obliga a adaptarse o dejar escapar volúmenes y clientes en unos días de vorágine consumista.

Según los datos ofrecidos por la patronal de la logística, se repartirán de media unos 2,5 millones de paquetes al día durante las semanas posteriores al Black Friday, el 10% más que en el mismo periodo del año pasado. Por ejemplo, para el Cyber Monday, la patronal logística ha estimado que se moverán unos 3,5 millones de envíos. Para afrontar este gran volumen de pedidos, los operadores y retailers han anunciado estar preparándose para ello desde el mes de julio, y otros, incluso desde el Black Friday celebrado el año pasado.

“Usamos inteligencia artificial para prever pedidos durante los picos de demanda”
David Sastre Director de Clientes de Seur

Seur ha estimado que en el famoso ‘Viernes Negro’ repartirá unos 630.000 paquetes. Un sistema de inteligencia artificial que emplea algoritmos les permite prever con tiempo las necesidades de los consumidores, y de esta forma, adelantarse a los picos de demanda. “Este sistema tiene un margen de error del 5 al 7%, lo que nos permite ser más previsores a la hora de gestionar los pedidos”, ha explicado el director de Clientes de Seur, David Sastre. “Para este Black Friday, hemos contratado 2.700 nuevos profesionales para el reparto, naves, refuerzo tecnológico, entre otros”, ha añadido. Para la gestión logística del Black Friday, el director de Clientes ha señalado, además, que se realizarán cuatro conferencias diarias para realizar el seguimiento de los niveles de calidad para tomar decisiones en tiempo real y evitar posibles contingencias. 

Las empresas de reparto han comenzado a incorporar nuevos repartidores y vehículos desde el mes de septiembre para afrontar los picos de demanda derivados del Black Friday. En concreto, según UNO, se han integrado 8.500 nuevos repartidores que se sumarán a los 31.000 que tiene el sector de media en periodos convencionales. No obstante, estas contrataciones suponen un coste extra para los operadores, pues “para ofrecer una atención al cliente satisfactoria, debemos previamente formar a estos nuevos empleados”, ha puntualizado el director general de Tipsa, Antonio Fueyo.

“Los clientes creen que por operar con mayores volúmenes se reducen costes, pero no es así”
Antonio Fueyo Director general de Tipsa

Además, el directivo ha subrayado que “no podemos tener una cadena logística para un solo día al año”, y que este tipo de campañas supone adaptar todos los procesos. Debido a esto, “en Tipsa no somos partidarios de este tipo de campañas”, ha reconocido el director general de la compañía. En su experiencia, las ofertas y los costes añadidos no generan resultados lo suficientemente beneficiosos para los operadores, y además, el problema es “que los clientes creen que por operar con mayores volúmenes se reducen costes, pero no es así”, ha finalizado Fueyo.

También otros operadores logísticos, como Tourline Express, emplean tecnología para ayudar a formar a sus empleados para recortar en tiempos y costes, según han explicado en la jornada organizada por UNO. Lo fundamental, han reiterado de forma unánime las empresas durante el encuentro, es la previsión, los planes de contingencias y disponer de protocolos establecidos y dimensionados para afrontar de forma eficiente los picos de demanda prenavideños y que se prolongan hasta el final de la campaña de Navidad. 

LA DIGITALIZACIÓN COMO MOTOR DE CAMBIO
La digitalización es una herramienta que contribuye a la gestión del talento y a la de grandes campañas de consumo, entre otros muchos usos. Los operadores necesitan realizar grandes inversiones tecnológicas para adaptarse a estos nuevos entornos. “Por ello, creemos que incrementar impuestos a las empresas es un error”, ha opinado el presidente de UNO, Francisco Aranda. Las nuevas tecnologías han impulsado de manera exponencial el comercio electrónico a través de los pagos digitales, la automatización de bots basados en datos del cliente para ofrecer recomendaciones de compra, la inteligencia artificial al servicio de la autogestión, y demás usos.