8 de julio de 2020 | Actualizado 18:00
Pedro Arellano (adjunto a la dirección general del puerto de Barcelona) | Autoridad Portuaria de Barcelona

Siete proyectos disruptivos aspiran a optimizar la logística portuaria de Barcelona

El puerto de Barcelona ha seleccionado a los finalistas de Open Port, una iniciativa con la que busca favorecer la implementación de soluciones innovadoras

La Autoridad Portuaria de Barcelona ha anunciado los siete finalistas del programa Open Port, una iniciativa a través de la cual busca favorecer la implementación de soluciones innovadoras en el ámbito logístico-portuario. En un almuerzo networking organizado en el hub tecnológico Pier01 del Barcelona Tech City, siete startups han presentado sus propuestas disruptivas para solucionar diferentes problemáticas relacionadas con la comunidad portuaria. Estas innovaciones contemplan el uso de herramientas como la inteligencia artificial, el 3D, la transmisión de datos a través de la nube o el big data.


El proyecto AllRead utiliza la visión artificial para localizar, leer y convertir en big data el texto, código QR o código de barras de los productos. De esta forma, la propuesta aporta disrupción a las tecnologías de lectura habituales mediante una solución inteligente. Sus creadores aseguran que la información puede ser leída a pesar de estar borrosa y encontrarse en cualquier posición. En el ámbito portuario de Barcelona, esta tecnología ya ha sido aplicada para encontrar el código de contenedores y vagones de trenes, de manera que no requiera de trabajo manual. “Hay algunos puertos que tienen soluciones automatizadas con arcos, cámaras y sensores, pero nosotros proponemos una solución alternativa con niveles de certeza más altos que no requiere una inversión inicial importante”, ha señalado el director operativo del proyecto, Adriaan Landman.


Insylo es un proyecto que se basa en las tecnologías remotas para monitorear los niveles de inventario de los sólidos a granel. “Actualmente los granjeros van cada semana a los silos y, según como suenan al golpearlos, estiman el nivel de producto que hay”, ha explicado su fundador, Jaume Gelada. “Se trata de un sistema impreciso y que requiere de tiempo”. En este sentido, la innovación consiste en la instalación de un sensor volumétrico inteligente que permite la reconstrucción 3D del nivel de producto. Entre las características mencionadas durante su ponencia, Gelada ha señalado que es eficiente en costes, funciona con una placa solar, dispone de su propia conectividad a Internet y de un sistema de autolimpieza para el polvo que se acumula. Se trata de una tecnología aplicable en ámbitos diferentes como el de la alimentación animal o la construcción.


El proyecto Cleverdata busca encontrar patrones de comportamiento a partir de los datos recogidos para reconocer qué necesidades tienen los clientes, detectar anomalías, automatizar operaciones y predecir tendencias, entre otros. A través del aprendizaje automático se permite así optimizar las operativas y mejorar los resultados. “El año pasado desarrollamos un prototipo para el puerto de Barcelona con el que predecimos el tiempo de espera de los camiones en el lado tierra”, ha explicado el cofundador de la startup, Jordi Navarro. A través del machine learning, se tuvieron en cuenta hasta 25 parámetros para conseguir la excelencia operacional a través de la inteligencia artificial, con predicciones de hasta dos horas de antelación.


La innovación Remote Eye se basa en el uso de la realidad aumentada para solucionar problemas de forma remota, de manera que no requiera del desplazamiento de un profesional al lugar donde ha sucedido. “Además del viaje, la ventaja principal es la reducción del tiempo de parada de la maquinaria”, ha señalado el director general de la startup catalana, José López. De esta forma, se permite el asesoramiento por parte de profesionales que pueden encontrarse en otras partes del mundo, así como su acceso virtual rápido a zonas que en ocasiones son restringidas.


Mariquant es un proyecto basado en el desarrollo de herramientas analíticas para la industria marítima. A través de la introducción de analíticas automatizadas, esta innovación busca tomar decisiones comerciales de manera más precisa. “Las horas de espera de los buques en el puerto de Barcelona pueden optimizarse”, ha asegurado su fundador, Alexei Novikov. En este sentido, Novikov también ha recordado el coste que suponen estas esperas, por ejemplo, en términos de combustible.


La innovación finalista Investigación y Desarrollo Naval (IDNaval) es un sistema de control remoto que permite monitorear en tiempo real el estado de la protección catódica de las embarcaciones y evita así la corrosión y sus consecuencias. “La solución podría instalarse en el puerto para garantizar al usuario que no tiene problemas y poderlo controlar de una manera más eficiente”, ha señalado su fundador, Alejandro Samaniego. “Pretendemos desarrollar una nueva tecnología disruptiva y respetuosa con el medio ambiente para evitar la incrustación biológica en estructuras sumergidas”.


Artia Enginyers ha ideado una máquina que permite la separación de pescados por categorías de manera casi automatizada. “Cada vez más se capturan sardinas y anchoas mezcladas en la pesca de cerco, de medidas diferentes”, han explicado desde la ingeniería. “Así separamos las capturas en cuatro medidas”. La innovación quiere dar respuesta a la faena extra que supone para el sector de la pesca realizar los procesos de selección. En este sentido, se ha realizado una prueba piloto en el puerto de la Escala (Girona).

Por otra parte, en la jornada también ha participado el director de Innovación de Puertos del Estado, José Llorca. Entre otras cuestiones, Llorca ha anunciado que la primera convocatoria del Fondo Puertos 4.0 se encuentra en fase final de tramitación y se abrirá previsiblemente durante este mes de noviembre. Se trata de un fondo destinado a fomentar la innovación portuaria y que cuenta con un presupuesto de 20 millones de euros para los próximos cuatro años. Por otra parte, este programa contempla que los participantes realicen retornos voluntarios en caso de que las iniciativas prosperen. En la actualidad, ya hay más de 800 preinscritos en la convocatoria.

“Decidimos desarrollar una herramienta específica para promocionar la innovación”
José Llorca Director de Innovación de Puertos del Estado

“Como administración portuaria, decidimos desarrollar una herramienta específica de apoyo sectorial a la promoción de la innovación”, ha recordado Llorca. “Respecto al resto de políticas públicas, o son generalistas o, en el caso de empresas públicas como Renfe, las iniciativas están enfocadas en favorecer la competencia interna”. Concretamente, esta primera convocatoria estará dotada de un presupuesto de 12 millones de euros, con los que el sistema portuario prevé financiar unos 30 proyectos de intraemprendimiento, entre 15 y 20 proyectos en fase precomercial y unos 6 proyectos en fase comercial. Actualmente, la estructura de gestión del fondo ya está configurada, con la creación de una incubadora de startups adjudicado a la unión temporal de empresas (UTE) formada por KPMG e Insomnia. Además, las 14 sedes del fondo distribuidas por el Estado también se encuentran operativas.