5 de diciembre de 2019 | Actualizado 17:01
Javier Cortabarría Responsable de Logística de Essity Iberia

“Lo más importante es no transportar aire, aprovechar al máximo el volumen”

Javier Cortabarría | Essity Iberia

Perfil

Javier Cortabarría
Javier Cortabarría
Javier Cortabarría es el actual responsable de Logística de Essity Iberia, puesto desde el que se encarga de la logística y aprovisionamiento de la compañía. Es ingeniero industrial en la especialidad de organización de empresas por la Universidad Pública de Navarra y MBA-E por Foro Europeo. Antes de incorporarse a Essity, desempeñó funciones de director de Producción y Logística o Planificación y Organización en otras empresas del sector industrial y alimentación.

La compañía Essity Iberia (antiguamente SCA Hygiene Products) forma parte de Essity, una compañía global de productos de salud e higiene que desarrolla y fabrica productos de cuidado personal, papel tisú, higiene profesional y soluciones médicas en unos 150 países. Presente en España desde 1998, la empresa cuenta, en la actualidad, con 1.200 empleados distribuidos en diversas ubicaciones. Entre las marcas más reconocidas del grupo, destacan Colhogar, Tork, TENA o Demak’Up. El mercado ibérico es clave para Essity, con una cuota del 5% de las ventas globales del grupo. Essity Iberia cuenta con tres plantas. En Puigpelat (Tarragona) tiene una fábrica de producción de papel y ‘converting’, además de productos de cuidado personal (pañales para bebé); en Allo (Navarra) y en Telde (Canarias), cuenta con una fábrica de producción de papel y ‘converting’. Essity cuenta también con oficinas en Madrid, Lisboa (Portugal) y Sant Joan Despí (Barcelona). En esta entrevista, nos fijamos en la planta de Puigpelat, con 50.000 metros cuadrados de superficie de almacén.

¿Cuáles son los retos del sector logístico? ¿En qué se debería avanzar?

Lo más importante es no transportar aire, aprovechar al máximo el volumen que nos ofrece el transporte y no viajar en vacío. Hay que trabajar la logística inversa y este tipo de plataformas que te permitan compartir las idas y retornos de la manera más eficiente. Así, dejaremos la menor huella medioambiental posible. No vale con tener un buen coste, hay que ser eficiente medioambientalmente.

¿Con qué operadores logísticos trabaja su compañía?

Aquí en Puigpelat, toda la parte del producto terminado la operamos con la multinacional francesa FM Logistic. En cuanto a la gestión de la logística interna, la hacemos con medios propios. Por lo que refiere al transporte, no trabajamos con una única empresa, sino con varias, dependiendo del destino, del tipo de clientes y también en función  de la disponibilidad. Es más eficiente hacerlo así porque cada empresa tiene más experiencia o mejores costes en ciertos destinos que en otros.

¿Cuáles son ahora mismo los retos logísticos de Essity Iberia?

Nosotros nos dedicamos al papel tissue. En este campo, lo más importante a nivel logístico es la gestión del volumen. Nuestro producto no pesa, tiene una densidad muy baja y lo que se busca es optimizar el volumen. A diferencia de otras industrias que hablan en toneladas, nosotros hablamos en metros cúbicos. Toda nuestra logística está basada en eso, pero no solo la logística, sino todo el proceso. Desde el diseño original del producto, ya se está pensando en optimizar este volumen: ¿cómo se diseña el producto final que va al cliente?, ¿qué tipo de embalaje se pone?, ¿cómo se llena cada uno de los palets?, ¿cuál es el nivel de ocupación que tienen? La gestión del diseño de almacenes también la realizamos en función del volumen, es decir, metros cúbicos que ocupamos por metro cuadrado de superficie. A partir de ahí, sigue todo el proyecto. Por ejemplo, en relación a la gestión de flota de camiones, cada vez se usan más los trenes de carretera de 38, en lugar de los de 33 que lleva un tráiler convencional, o los megatrailers de 51 palets que han sacado ahora. Para nosotros, al no tener límite de peso, cuantos más palets pueda llevar, más se optimiza el transporte.

Para nosotros, al no tener límite de peso, cuantos más palets pueda llevar un camión, mejor”

¿Toda la producción de Essity Iberia se queda en el país?

Sí, todo se queda aquí. Por otro lado, también traemos productos de nuestras fábricas en Europa a España para distribuirlos y lo hacemos, como he comentado, con trenes de carretera de 38 palets. Así abaratamos la logística y somos más eficientes desde el punto de vista medioambiental, ya que contamina menos, reducimos huella de carbono. 

¿Cómo reduce la compañía el impacto ambiental?

Siendo muy eficientes en lo que movemos, es decir, cada vez que movemos mercancía, movemos la máxima capacidad posible. Nos interesa que el camión vaya siempre lleno e incluso podemos compartir ruta, es decir, que un mismo camión lleve dos pedidos a clientes que estén más o menos próximos. A nivel de control de stock, intentamos que todo esté en nuestros propios almacenes para evitar estos flujos intermedios entre almacenes satélite y los viajes de ida y vuelta que no aportan valor, solo mueven un producto que no está llegando al destino final. También trabajamos mucho la reducción del impacto ambiental con el diseño del producto, es decir, todos los embalajes, lo que no llega al cliente final, tratamos de reducirlo mucho: estamos trabajando en el gramaje de los plásticos que envuelven el producto y todo lo que no aporte valor, estamos reduciéndolo mucho.

Reducimos al máximo todo lo que no aporte valor al cliente final, como los embalajes”

¿Y en cuanto a la automatización de almacenes, en qué estadio se encuentra Essity Iberia?

Los finales de línea, lo que evacúa los palets una vez que están producidos hasta el almacén, están totalmente automatizados con vehículos de conducción autónoma (AGV). En Puigpelat (Tarragona), el almacén no está automatizado, pero hay proyectos para automatizarlo y poner estanterías y racks con shuttle. En la planta de Navarra, sí disponemos de un almacén totalmente automático. Es un almacén con su shuttle, tiene ocho plantas de altura y caben mil huecos. Hacia este modelo es hacia donde queremos ir en el futuro en todas nuestras instalaciones. Hay proyectos para automatizar almacenes, pero no sabemos todavía cuándo ni cómo. Cuando tienes productos que rotan mucho, estos almacenes son muy adecuados. Si quieres más estacionalidad y menos movimientos, necesitas otra tecnología. Aún estamos acabando de analizar cómo lo tenemos que llevar a cabo. Quiero señalar que, además del software de gestión de almacenes que lleva ya intrínseco el almacén automatizado, la empresa utiliza SAP para la gestión, de tal manera que podemos tener intercomunicación en tiempo real.

¿Y respecto a la robotización? ¿Se ha pensado ya en esta cuestión o aún queda muy lejos?

La robotización es para pickings muy masivos y, a día de hoy, no tenemos ese volumen. Evidentemente, la tecnología está evolucionando muchísimo, las soluciones actuales no son tan costosas como las de hace diez años y, en el futuro, es posible que se plantee la robotización de nuestros almacenes y podamos llegar a llevarla a cabo.

El transporte intermodal y la conducción autónoma son el futuro para trayectos de larga distancia”

¿Cómo ve el futuro de la logística?

En logística, los mayores cambios vendrán de la mano de la automatización y robotización de almacenes, pero donde va a producirse la mayor revolución va a ser en el transporte: drones, camiones de conducción autónoma, todo el transporte intermodal… Al final, se hará un mix que cambiará el concepto por completo. Nosotros no tenemos transporte propio, pero sí sufrimos, por ejemplo, la falta de conductores que tienen las empresas de transporte. Somos sufridores indirectos. Creo que la conducción autónoma va a mitigar los problemas de conductores. El transporte de última milla siempre va a tener que hacerlo una persona, pero en transporte más largo llegará el transporte autónomo.