5 de diciembre de 2019 | Actualizado 16:30
El consejero Calvet con miembros del departamento de Territori i Sostenibilitat y representantes de la ponencia de la nueva Llei de Ports | Generalitat de Catalunya

El Parlament de Catalunya aprueba la nueva Llei de Ports

El texto moderniza el marco jurídico que regula la actividad portuaria, mediante la simplificación de trámites administrativos y la mejora de la eficiencia

La Generalitat de Catalunya ha recibido hoy el visto bueno a la nueva Llei de Ports, con un total de 129 votos a favor, cuatro en contra y ninguna abstención en el Parlament. “Los cambios producidos en los últimos años y las tendencias de futuro aconsejaban reformar el régimen jurídico de los puertos catalanes, con la finalidad de optimizar este sector clave”, ha asegurado el Ejecutivo catalán. El consejero de Territori i Sostenibilitat de la Generalitat de Catalunya, Damià Calvet, ha señalado que se trata de “una oportunidad para que el sector náutico continúe siendo uno de los motores de la economía del país”. Además, Calvet ha añadido que el nuevo texto “moderniza el marco jurídico que regula la actividad náutica, simplificando trámites administrativos y mejorando su eficiencia, e incorpora todos los conceptos de la lucha contra el cambio climático, lo que supone una oportunidad ante la emergencia climática”.

De esta forma, la nueva ley dota al sistema portuario catalán, integrado por 45 puertos de titularidad de la Generalitat, de “un nuevo sistema de gobernanza en el que el departamento de Territori i Sostenibilitat planifica y regula todos los puertos y la empresa pública Ports de la Generalitat ejecuta y gestiona”, según ha explicado Calvet, tanto directamente como mediante concesiones. Para el consejero, se trata de una ley “madura y muy trabajada, que tiene muy en cuenta el crecimiento sostenible, porque introduce una moratoria de siete años para construir nuevos puertos y esto, lejos de ser un freno, nos prepara mejor para afrontar las oportunidades de futuro”. Calvet también se ha referido al hecho de que el texto incorpore a los puertos como parte del Corredor Mediterráneo y que mantenga al sistema portuario como “un modelo sostenible económicamente”.

La ley preve un nuevo sistema en el que Territori i Sostenibilitat planifica y Ports de la Generalitat ejecuta

Concretamente, la ley establece el régimen jurídico y económico del sistema portuario catalán “con la finalidad de implantar un marco adecuado para atender a las necesidades y oportunidades que presenta el sector de las infraestructuras y de los servicios en Catalunya”, según ha informado la Generalitat. Entre otras especificaciones, la regulación prevé un nuevo Pla de Ports 2030 que apueste por el aprovechamiento y ampliación de las infraestructuras actuales. Además, también incorpora la lucha contra el cambio climático y sus efectos en los puertos, motivo por el que regula aspectos como la prevención de la contaminación atmosférica y acústica.

Por otra parte, esta normativa promueve el crecimiento de operadores y usuarios que desarrollen actividades generadoras de valor mediante unos servicios portuarios eficientes; y regula la organización administrativa y de gestión al servicio de los operadores del sector, con especial atención a la transparencia y a la simplificación administrativa en relación entre los operadores y la administración portuaria.

La regulación aprobada prevé la elaboración de un nuevo Pla de Ports 2030

Finalmente, otro de sus pilares es el fomento de la actividad económica para simplificar y promover la inversión portuaria privada aún manteniendo la titularidad pública de las instalaciones con base a concesiones. En este sentido, la Generalitat ha recordado que en los últimos cuatro años, se “ha conseguido levantar más de 80 millones de inversión privada” y ha asegurado que “la ley simplifica el método concesional para agilizar la colaboración público-privada y simplificar su gestión”.