5 de diciembre de 2019 | Actualizado 17:01

El operador de autopistas ferroviarias VIIA será neutro en carbono a partir de 2020

La empresa ferroviaria ha asegurado que será la primera empresa de transporte de larga distancia en eliminar sus emisiones de CO2
VIIA

La compañía ferroviaria VIIA (SNCF) ha anunciado que a partir de 2020 dejará de emitir emisiones de carbono a la atmósfera. El operador ha recordado que privilegiar la multimodalidad a través de la autopista ferroviaria ya contribuye a reducir las emisiones de CO2 en el 94%, a la vez que se disminuye la congestión y los accidentes en la carretera. En este sentido, el presidente de VIIA, Thierry Le Guilloux, ha señalado que “la sensibilidad hacia la sostenibilidad de VIIA está ligada a la compañía desde su creación”.

El operador ha repasado algunas de las medidas que ya ha puesto en marcha diferente para disminuir las emisiones. Por ejemplo, en 2019 ha comenzado a llevar a cabo auditorías de eficacia energética, ha instalado bombillas LED en la plataforma de Le Boulou, ha adquirido una tractora eléctrica y ha renovado el 40% su parque automóvil con vehículos electrificados. El operador ferroviario ha manifestado también que “muchas empresas aún consideran que el medioambiente es tan solo una variable en el transporte, muy por detrás de los costes”. Recientemente, VIIA se ha aliado con Cimalsa para la construcción y explotación de la terminar de autopista ferroviaria en el puerto de Barcelona, así como se ha comprometido a unir Barcelona con París en los próximos meses, dos iniciativas que persiguen descarbonizar los flujos de transporte.

Las emisiones producidas por la construcción de infraestructuras ferroviarias no estarán incluidas

Asimismo, Lohr Industries, proveedor de vagones para las autopistas ferroviarias, y Aproport se han unido a la iniciativa de VIIA para llevar a cabo la neutralidad en las emisiones de la actividad de transporte. Esta neutralidad comprende las emisiones ligadas a la actividad de los semirremolques del tren, la energía consumida por la tracción, el funcionamiento de las plataformas multimodales, las emisiones ocasionadas por la construcción de material rodante, entre otros. No obstante, no estarán incluidas las emisiones producidas por la construcción de las infraestructuras ferroviarias y terminales. Por último, como actividad complementaria, VIIA ha subrayado que llevará a cabo actividades de plantación de árboles este invierno en varias zonas desfavorecidas por el cambio climático en Francia, así como apoyará un proyecto internacional para proteger una parte de la Amazonia.