5 de diciembre de 2019 | Actualizado 13:31

Aldefe advierte de una burbuja frigorífica por un exceso de capacidad disponible

La tasa media de ocupación de los almacenes frigoríficos públicos españoles ha caído siete puntos en el tercer trimestre con respecto al primer trimestre
Almacén frigorífico de SAM en Algeciras | SAM Algeciras

La Asociación de Explotaciones Frigoríficas, Logística y Distribución de España (Aldefe) ha publicado los datos del tercer trimestre de almacenamiento frigorífico público de sus empresas asociadas. El secretario general de la asociación, Marcos Badenes, ha destacado que la situación de los almacenes frigoríficos españoles es “estable” y los datos del tercer trimestre de 2019 “son positivos, no podemos decir lo contrario con el 78,6% de ocupación media sectorial”. Sin embargo, si se observa “la evolución anual, hay siete puntos de diferencia de disminución de volúmenes, lo que no es preocupante en este momento”. Si bien, esta tendencia a la baja, unida a un incremento inmediato de capacidad, apunta a una posible burbuja en el almacenamiento frigorífico en España, según Marcos Badenes.

Aldefe identifica un posible exceso de capacidad frigorífica en algunas zonas de España

“La incertidumbre”, ha continuado el secretario general de Aldefe, “viene dada por las próximas ampliaciones y nuevas instalaciones de frío que en el plazo de aproximadamente 12-24 meses entrarán en el mercado”. Marcos Badenes ha señalado que estas ampliaciones “no son únicamente de frigoríficos de servicio público, como es nuestro caso, sino también de productores”. En este último caso, ha subrayado el secretario general, “el impacto sectorial es doble: por un lado, estos productores retiran mercancías de los almacenes de servicio público, dejando volúmenes libres y, por otro, en caso de retracción de la demanda interna, se producirá una entrada en el mercado de volúmenes de almacenaje procedentes de estos almacenes privados que determinan y condicionan el mercado de frigoríficos de servicio y su rentabilidad”. Con estos argumentos, Marcos Badenes ha advertido de “la amenaza de una burbuja frigorífica por la previsión de un exceso de capacidad frigorífica disponible, que ya ahora mismo, sin ser preocupante, empieza a vislumbrarse en algunas zonas de España”.

En cuanto al resto de indicadores del almacenamiento frigorífico español, Marcos Badenes ha señalado que su evolución “es la esperada en estas fechas del año, un periodo en el que queda el empuje final del ejercicio para verificar la bonanza de este 2019 y prever la evolución del mercado en los próximos meses”. Los datos del tercer trimestre, extrapolados en base a datos recopilados del 52,4% de metros cúbicos sobre el total, concluyen que la capacidad ha superado los 3,1 millones de metros cúbicos, mientras que la ocupación real se ha situado en los 2,5 millones de metros cúbicos, lo que propicia un promedio de ocupación del 78,6%, cinco puntos por debajo del alcanzado en el segundo trimestre y siete por debajo del primer trimestre.

Sin embargo, en lo referente a las toneladas manipuladas, el tercer trimestre ha mejorado los datos alcanzados en los dos primeros, superando el millón de toneladas, por algo más de 900.000 registradas en el segundo trimestre y las 808.000 del primer trimestre. En consecuencia, la facturación en este trimestre es la mejor de todo el año, superando los 26,3 millones de euros. En los dos primeros trimestres de 2019, el volumen de negocio rondó los 24,5 millones de euros de media. Finalmente, si se analizan los datos de Aldefe por regiones, Catalunya alcanza el 84,3% de ocupación real, al igual que Asturias y Galicia, mientras que la zona Norte registra el 81,2%. En este sentido, destaca el descenso de Valencia, que ha pasado de una ocupación del 92,9% en el segundo trimestre al 77,2% en el tercero, 15 puntos menos.

Por lo que respecta a las toneladas manipuladas, la zona centro superó las 292.000, seguida por Catalunya, con 264.000, y Valencia, con 217.000. Finalmente, Catalunya fue el territorio con una mayor facturación (11 millones de euros) en el periodo julio-septiembre, seguido por Valencia, con algo más de 6 millones de euros, y la zona centro, con cerca de 3,1 millones de euros.