5 de diciembre de 2019 | Actualizado 17:01

UNO acusa a Correos de limitar el acceso a su sistema de taquillas CityPaq

La asociación empresarial ha denunciado que el operador de paquetería público pone trabas a las empresas privadas para utilizarlas
Correos

La organización empresarial UNO ha denunciado trabas por parte del operador público Correos a la hora de que las empresas privadas de paquetería utilicen las taquillas CityPaq. Según ha explicado la asociación de operadores logísticos, entre las condiciones de acceso que Correos ha estipulado se incluye la firma de un contrato, el pago de un canon por paquete entregado y la interconexión informática con la empresa. “La mayoría de los operadores se ha negado a firmar estas condiciones”, ha explicado UNO.

Por ello, los empresarios han requerido a Correos el cese de la conducta y han asegurado que, de no ser así, estudiarán emprender acciones legales “incluso mediante la denuncia de la situación ante la Comisión Nacional de Mercados y Competencia (CNMC)”. A este respecto, UNO ha asegurado que, en caso de no facilitar a terceros la entrega de paquetes en CityPaq, Correos podría vulnerar la ley de defensa de competencia y restringir los derechos de los consumidores.

De no cesar la conducta, UNO estudiará emprender acciones legales contra Correos

La patronal de operadores logísticos ha argumentado que realizar entregas en las taquillas CityPaq “es un derecho del que no puede ser privado el ciudadano que designa ese domicilio de entrega” y ha recordado que estas taquillas “son el equivalente a los casillero de cartas domiciliarias y cumplen las mismas funciones de domicilio postal”. Por lo tanto, ha justificado que el acceso debe ser libre, “porque se trata de un derecho de los usuarios postales que lo designan como domicilio de entrega”.

UNO ha lamentado los “efectos anticompetitivos que pueden ocasionar a los operadores privados la evidente discriminación que sufrirán si no pueden acceder a los domicilios postales con CityPaq” y ha advertido de “su posible exclusión del mercado debido al sobrecoste que las empresas incurrirían por la prestación de dichos servicios, teniendo en cuenta que no sería asumido por el operador público”. Por ello, ha aclarado que “al contrario de lo que indica Correos en su misiva a los operadores privados, no nos encontramos ante un contrato de acceso a una red, sino ante el cumplimiento de la obligación de entrega en el domicilio designado por el usuario”.

“Realizar entregas en las taquillas Citypaq es un derecho del que no puede ser privado el ciudadano”, según UNO

El servicio CityPaq consta de unas taquillas automáticas ofrecidas por Correos a usuarios postales para que estos puedan designarlas como domicilio de entregas de envíos postales de “paquetería universal, no universal, transfronteriza e internacional, previa contratación del citado uso y pago de la tarifa correspondiente, al que son ajenos el resto de operadores postales”, tal como ha recordado UNO.