31 de marzo de 2020 | Actualizado 18:51
BRANDED CONTENT

La ZAL del Port de Tarragona aportará valor añadido a los tráficos

La ZAL del Port de Tarragona aportará valor añadido a los tráficos

El Port de Tarragona iniciará en unos meses la ejecución del proyecto de su Zona de Actividades Logísticas (ZAL), que ocupará 915.039 metros cuadrados, un proyecto que aportará valor añadido a los tráficos que actualmente se mueven en el enclave gracias a la actividad adyacente que generará esta zona, con conexiones que mejorarán los servicios existentes. Esto se traduce en un impacto en los tráficos del puerto entre 2,7 y 4,6 millones de toneladas al año. Y este (la aportación de valor añadido) será precisamente el requisito principal para seleccionar a las empresas que formarán parte de ella. Pero no solo eso, sino que generará 3.718 nuevos puestos de trabajo, 2.974 directos y 744 indirectos. Los cerca de un millón de metros cuadrados de la ZAL ofrecen una gran oportunidad para el territorio catalán, que ve como la primera y segunda corona logística está prácticamente saturada y registra precios muy elevados. La inversión prevista incluye los costes de urbanización y la realización de los accesos. La urbanización corre a cargo de la Autoridad Portuaria de Tarragona, que invertirá 20 millones de euros.

Principales cifras

915.039 m2

De ocupación de la ZAL

2,7-4,6 mill. tn/año

De impacto en los tráficos del puerto

3.718 empleos

2.974 directos y 744 indirectos

20 mill. €

Total costes urbanización

El proyecto prevé la posibilidad de construir naves ajustadas a las necesidades de las empresas logísticas: desde los 166.000 metros cuadrados para las más grandes, hasta los 8.000 metros cuadrados para las de menor dimensión, pasando por los 40.000 metros cuadrados de las medianas. En lo que refiere a los accesos, serán incorporados al fondo financiero de accesibilidad terrestre portuaria para garantizar su financiación y las obras serán ejecutadas por la autoridad portuaria.

Accesos

Los accesos se han planificado en dos fases:

FASE 1: Supone una inversión de 10 millones de euros a ejecutar entre los años 2020 y 2021, aunque el ritmo lo determinará la comercialización en función de la demanda de las empresas.
ico01Vial de pesados: se realizará un vial perimetral, en el que enlazarán las vías interiores de la ZAL. Se trata del tramo comprendido entre la ZAL y el vial de la química que tiene origen en la rotonda de la Piconadora. Su longitud es de 2.250m.
ico02Con el objetivo de ordenar el acceso a la ZAL desde la C-31B, se define una rotonda en la C-31B a la altura de la intersección con la carretera TV-3146 y de la industria Dow Chemical.

FASE 2: A ejecutar en función de la demanda de tráfico de vehículos en el entorno de la ZAL, derivado tanto de la actividad de esta zona logística como también el generado por el proyecto CRT (o Hard Rock Café).
ico03En fase 2 se contempla la ejecución del tramo comprendido entre el extremo norte del vial de la Química, paralelo a la TV-3148 (Raval de Mar), y la rotonda del enlace entre la autovía A-7 y la autovía T-315 (autovía de Bellisens), mediante un paso inferior bajo la C-31B.
ico04Para facilitar la conexión entre el tronco de la autovía A-7 y el nuevo vial de acceso a la ZAL para los movimientos del lado de Valencia, se contemplan dos conexiones de entrada y de salida respectivamente entre el tronco y las vías colectoras existentes entre los enlaces del Raval de Mar y de la autovía de Bellisens.

CONECTIVIDAD GLOBAL

El Port de Tarragona, y su ZAL, están integrados en el Corredor Mediterráneo de la Red Transeuropea de Transporte, como parte de su red básica (Ten-T Core Network). También lo está el puerto seco de Guadalajara. Esto hace posible las conexiones viarias y ferroviarias con toda Europa en las mejores condiciones, y garantiza las mejoras que puedan ser necesarias en infraestructura. Dentro de los corredores españoles, Tarragona se encuentra estratégicamente situada, tanto dentro de los corredores Central y Mediterráneo, como conectando con el corredor Cantábrico-Mediterráneo.

CONEXIÓN CON EL HINTERLAND

El Port de Tarragona dispone de una amplia oferta en transportes y conexiones para llevar las mercancías hacia el centro de la península Ibérica. Por ferrocarril, está a 245 km de Zaragoza, 4:30 horas a velocidad media de la red y menos de 2:30 horas a velocidad máxima. Situado a 550 km de Guadalajara, esto supone 10:15 horas a velocidad media de la red y menos de 5:30 a velocidad máxima. En ambos casos, supone 100 km menos respecto a Barcelona, lo que significa una reducción de entre 1 y 2 horas del recorrido.En cuanto a las conexiones por carretera, el enclave tarraconense dista 235 km de Zaragoza, lo que supone un tiempo de 2:50 horas para un vehículo pesado, y 480 de Guadalajara, 5:30 horas para el mismo tipo de vehículo.

VENTAJAS FRENTE A LA COMPETENCIA

¿Por qué elegir el Port de Tarragona? Su ubicación cercana al polígono petroquímico, el más potente del sur de Europa; unas redes de transporte menos congestionadas que otros puertos; conexiones marítimas con todo el mundo; mejores precios que en zonas equivalentes del entorno de Barcelona; los buenos servicios que ofrece el enclave y el hecho de que se trate un puerto en pleno crecimiento, hacen de Tarragona una oportunidad única para generar nuevas oportunidades de negocio.

MEJORA DE LA RED NATURA 2000, PEIN

Colindante a la ZAL, se encuentra el espacio protegido de Prats d’Albinyana, en el término municipal de Vila-seca, con una extensión de 37,1 ha. Este espacio pertenece a la Red Natura 2000 de la Sèquia Major, un área de 54,64 ha que forma parte del PEIN y que está incluida en la Red Natura 2000 y declarada Zona de Especial Conservación en 2014. De acuerdo con el Estudio Ambiental Estratégico, la autoridad portuaria llevará a cabo un proyecto de restauración que consiste en la recuperación del entorno natural y la restauración, mejora y potenciación de los hábitats naturales asociados.