27 de enero de 2020 | Actualizado 19:39
La nave fue presentada en el Paris Air Show y ha sido transportada desde Francia por carretera | El Corte Inglés

¿Cómo aterriza un Lego de Star Wars a escala real en Madrid?

La nave X-Wing que pilotó Luke Skywalker cuando destruyó la Estrella de la Muerte ha sido transportada desde Francia en una compleja logística por carretera

Ya es posible ponerse a los mandos de la recreación en piezas de Lego de la mítica nave que pilotó, entre otros, Luke Skywalker cuando destruyó la primera Estrella de la Muerte. El Corte Inglés ha transportado, junto a Lego y Disney, la nave X-Wing de Star Wars, que fue presentada durante el Paris Air Show (Francia), hasta su centro comercial de Sanchinarro (Madrid). 

La nave intergaláctica de la mítica saga se ha reproducido a tamaño real con cerca de 2,6 millones de piezas de Lego. Concretamente, la X-Wing está formada por un total de 2.584.000 bricks de Lego en nueve colores: blanco, gris, negro, rojo, crema, naranja, plata, granate y azul. Para esta creación, se han empleado piezas convencionales que pueden encontrarse en cualquier pack de Lego, no se han diseñado elementos especiales. El ensamblaje de las piezas, que no están pegadas entre ellas sino encajadas, como es habitual en estos bricks, llevan adicionalmente una tarima para el cuerpo de la nave, unas bases de metal para las alas y unos soportes para los láseres. 

La compleja logística de la nave ha llevado largas horas de preparación para transportar la recreación desde Francia a Madrid por carretera. Durante la noche del miércoles 4 de diciembre se realizó la preparación y ensamblaje de la nave. Nada menos que pesa unas 3,7 toneladas y cuenta con una envergadura de alas de 10,12 metros y una longitud de 9,56 metros desde la cabina del piloto hasta los motores de la nave. Por si eso no fuera suficiente, su altura alcanza los 2,12 metros, lo que ha dificultado su transporte a bordo de los camiones. 

2,6 millones de piezas

Son las piezas necesarias para construir la X-Wing, que ha recorrido unos 1.200 kilómetros en camión desde París

Durante 16 horas, la X-Wing se trasladó en dos camiones los cerca de 1.200 kilómetros que separan París de Madrid. El viaje supuso, según sus patrocinadores, cortes de tráfico de algunas carreteras y puentes para que llegara desde los almacenes de Lego en la capital francesa hasta El Corte Inglés de Sanchinarro. La valiosa nave se ha transportado en dos vehículos de 50 metros cúbicos, que han llevado los 24 elementos que componen la Lego X-Wing. La carga se ha repartido en 18 palets y una caja de transporte para la cabina de la nave. Los bloques se han dividido entre los dos camiones, el primero de ellos ha cargado con la cabina, el morro de la nave y la parte trasera junto con los reactores y los elementos especiales necesarios para el transporte. El otro camión ha trasladado las dos alas, los láseres y diversos complementos.

Time-Lapse del transporte y ensamblaje de las piezas / Lego

La recreación es obra del diseñador Georg Schmitt, al frente de la firma ERC-Briques, especializada en maquetas de Lego. El diseñador ha desarrollado la maqueta en un programa 3D para después implementar el diseño en los elementos de Lego. “La primera vez que monté la nave me supuso más de 1.500 horas de trabajo”, ha recordado Schmitt. A la hora de realizar el diseño, tuvo en cuenta la división de las piezas para que pudiesen caber en todo tipo de transportes. Es decir, pensó en la logística del producto mientras lo diseñaba y producía, una obviedad no tan obvia en muchas ocasiones. “El gran problema era que todo pudiese caber en los camiones y que el transporte fuese eficiente y sostenible”, ha relatado el diseñador de la aeronave. Los dos camiones Renault Euro 6 que eligieron para realizar la travesía disponían de equipos especiales para que la maniobra se llevase a cabo de la mejor manera posible. 

“La primera vez que monté la nave dediqué más de 1.500 horas de trabajo”
Georg Schmitt Director general de ERC-Briques

Para que la nave estuviera lista para su inauguración a principios de diciembre, de manera que coincidiera con el estreno en cines de ‘Star Wars: El ascenso de Skywalker’, los transportistas trabajaron durante una noche completa en el centro de El Corte Inglés. Tras la Navidad, la nave volverá a Francia. En los almacenes de Lego, reposarán los 2,6 millones de piezas de la X-Wing hasta su nueva misión intergaláctica y su nuevo reto logístico.