27 de enero de 2020 | Actualizado 19:39
BRANDED CONTENT

La Generalitat trabaja con firmeza para afrontar la crisis climática en los puertos

La Generalitat trabaja con firmeza para afrontar la crisis climática en los puertos

La Generalitat de Catalunya ha aprobado recientemente la nueva Llei de Ports y de transporte marítimo y fluvial de Catalunya. Ésta dota al marco regulador del sector de una visión global del sistema portuario, en el que los servicios y las actividades son esenciales, mientras que las infraestructuras representan el apoyo material. La ley incluye la racionalización de la estructura de la administración portuaria; una actualización de los instrumentos de planificación y gestión de los puertos; la integración de compromisos más estrictos en sostenibilidad ambiental y la mitigación del cambio climático; la integración de un régimen económico uniforme y autosostenible; y la simplificación administrativa.
“Resumiendo, se trata de potenciar, bajo los criterios de sostenibilidad ambiental, el máximo aprovechamiento del gran activo que representa el sistema portuario catalán”, ha explicado el gerente de empresa pública Ports de la Generalitat, Joan Pere Gómez. Además, ha destacado la dinamización de la economía y generación de puestos de trabajo que representa. En este sentido, la nueva Llei de Ports de Catalunya incluye una moratoria de siete años para construir puertos.

“Ports de la Generalitat centrará los esfuerzos en optimizar los puertos y en potenciar las instalaciones portuarias”
Joan Pere Gómez Gerente de Ports de la Generalitat

“Ports de la Generalitat centrará los esfuerzos en optimizar los puertos y en potenciar las instalaciones portuarias, como ya hace actualmente”, ha asegurado. “Continuaremos adecuando y modernizando las infraestructuras portuarias para potenciar las actividades que se desarrollan y promover la creación de nuevos polos de actividad económica dentro de los recintos portuarios”. De esta forma, el objetivo es que los puertos sean motores económicos para el territorio, dentro de un marco sostenible y respetuoso con el medio ambiente. Asimismo, la ley también contiene la normativa y las líneas estratégicas que se desarrollarán con el plan de puertos, en fase final de aprobación, para afrontar el cambio climático desde tres ejes: sostenibilidad ambiental, mitigación y adaptación al cambio climático.

ADAPTACIÓN AL CAMBIO CLIMÁTICO

Uno de los retos de la Generalitat de Catalunya es la adaptación de las infraestructuras portuarias al cambio climático. “Las predicciones muestran un clima más cálido, más seco, con mayor frecuencia de fenómenos extremos y con un incremento del nivel del mar”, han informado desde la administración pública. “Los esfuerzos se han de centrar en adaptar las infraestructuras portuarias al cambio del patrón del clima marítimo”

“La evolución meteorológica y la climática no afectarán de igual manera a todos los puertos”
Joan Pere Gómez Gerente de Ports de la Generalitat

El Plan de actuaciones 2020 de Ports de la Generalitat prevé la implementación de un sistema en las bocanas de los puertos para realizar el monitoreo de los datos climáticos y batimétricas. “Se debe estudiar puerto por puerto, porque la evolución meteorológica y la climática no afectarán de igual manera a todos ellos”, ha asegurado Joan Pere Gómez. De esta forma, cuando se tengan los datos de cada puerto, se analizarán las actuaciones por hacer según los resultados obtenidos. A este respecto, en algunos como el de Palamós, la administración portuaria ha invertido 3,6 millones para reforzar el dique de abrigo. “En otros puertos quizás también sea necesario, por eso es imprescindible disponer de datos para valorar cuál será la mejor solución”, ha puntualizado.

ACTUACIONES PARA MITIGAR EL CAMBIO CLIMÁTICO

Catalunya representa el 1% de las emisiones de la Unión Europea. Dentro de este contexto, el sistema portuario catalán establecerá un inventario de referencia de las emisiones en la atmosfera. Actualmente se están llevando a cabo acciones para mitigar las emisiones GEH, impulsar las energías renovables, electrificar los puertos y promover la movilidad sostenible. Además, el próximo año se instalarán placas fotovoltaicas en las fachadas de las lonjas de pescado de Rosas, Palamós, Arenys de Mar, Vilanova i la Geltrú y Sant Carles de la Ràpita. “El objetivo es que las placas solares generen energía para el autoconsumo”, ha manifestado la administración pública. Posteriormente, este proyecto se extenderá al resto de lonjas del territorio.
Además, el Plan de actuaciones 2020 incluye la ejecución de un estudio para electrificar los muelles en los puertos comerciales de Palamós, Vilanova y la Geltrú y Sant Carles de la Ràpita, de manera que los cruceros y los buques mercantes de última generación puedan cargarse allí. En esta línea, se está trabajando en un proyecto piloto para colocar aerogeneradores en los diques de abrigo.
Por otra parte, en materia de movilidad sostenible, en 2020 se instalarán puntos de carga de vehículos eléctricos en 13 puertos catalanes. De esta forma, los ciudadanos podrán recargar sus vehículos de norte a sur de la costa catalana. Además, ya se han empezado a dotar los parques móviles de diez puertos con motos eléctricas para el personal portuario, y se están creando zonas de paseo para los ciudadanos, itinerarios a pie para los peatones y carriles bici en todos los puertos para impulsar su movilidad sostenible.

GESTIÓN SOSTENIBLE DE LOS RECURSOS

La administración pública catalana facilita los medios para racionalizar el consumo sostenible de recursos, por ejemplo, mediante la optimización del consumo de agua y de luz, con la instalación de torretas de prepago en las palancas de las embarcaciones náuticas y de las de pesca. “De esta manera, los usuarios pagan lo que gastan”, ha destacado Joan Pere Gómez.
Asimismo, el ahorro de consumo energético se ha potenciado en el alumbrado público con tecnologías LED en los espacios públicos del recinto portuario. También se aplican criterios de integración paisajística como los realizados en los acantilados de Ametlla de Mar y se trabaja para una integración de los residuos eficiente. Concretamente, diversos departamentos de la administración catalana trabajan conjuntamente en el proyecto Marviva, para el cual los pescadores recogen residuos como los plásticos y los llevan a puerto para su valorización.
Los puertos hace tiempo que trabajan para la sostenibilidad y para cuidar el medio ambiente. Con las líneas estratégicas de la nueva Llei de Ports y el Pla de Ports que las ejecutarán, los puertos se están preparando y reforzando para afrontar el cambio climático.