27 de enero de 2020 | Actualizado 19:39

Stadler Valencia construirá cinco locomotoras duales para el transporte de mercancías de FGC

Estas cinco nuevas unidades se destinarán tanto para el movimiento de potasa como para el servicio de vehículos Seat Autometro
Instalaciones del fabricante ferroviario en Valencia | Stadler Valencia

La planta de Stadler en Valencia se ha adjudicado el contrato para suministrar cinco locomotoras duales y sus recambios para el transporte de mercancías de Ferrocarrils de la Generalitat de Catalunya (FGC), por un importe de 36,3 millones de euros (IVA incluido). La única oferta presentada al concurso fue la de Stadler Valencia, que ha ofertado, según FGC, un plazo de ejecución máximo de 27 meses. Cada una de las locomotoras que suministrará la compañía tiene un valor cercano a los 5,6 millones de euros, mientras que los recambios, según la oferta presentada, suman dos millones de euros.

La oferta presentada por Stadler Valencia obtuvo una valoración total de 82 puntos sobre 100. Según figura en el informe de adjudicación, la compañía ha alcanzado los 40 puntos posibles en el criterio del precio, y un total de 42 puntos sobre 60 en los criterios técnicos objetivos. De esta manera, según ha señalado FGC, supera los 36 puntos necesarios en los criterios técnicos objetivos que se requieren para poder optar a la adjudicación del contrato.

Las nuevas unidades permitirán incrementar las circulaciones diarias desde las 12 actuales a las 16

Estas nuevas locomotoras se destinarán tanto para el movimiento de potasa como para el servicio de vehículos Seat Autometro, según ha anunciado FGC. Por tanto, la flota del operador catalán para mercancías estará formada por nueve locomotoras (se sustituirán tres de las actuales) y 164 vagones. La incorporación de estos equipos permitirá incrementar la capacidad de circulación diaria desde las 12 actuales hasta las 16, según el operador ferroviario. La adquisición de estos nuevos equipos ferroviarios para mercancías se circunscriben también dentro de la política impulsada desde la consejería de Territori i Sostenibilitat para afrontar la emergencia climática.

En este sentido, el consejero de Territori i Sostenibilitat, Damià Calvet, destacó durante la última edición del SIL que estas nuevas locomotoras, que serán reciclables en el 95% de sus componentes, “comportarán una reducción de consumo de gasóleo del 66% y una reducción global del 66% de las emisiones contaminantes”. El material rodante, señaló el consejero de Territori, comporta una mayor capacidad del transporte, lo que conlleva también reducir la presencia de camiones en la carretera. Según cálculos de FGC, una vez se hayan incorporado las nuevas unidades, se evitará el paso de más de 200.000 camiones al año con sus servicios de mercancías.