11 de agosto de 2020 | Actualizado 14:11

La Junta de Andalucía desbloquea la ampliación del área logística de Majarabique

El área logística de Majarabique abarcará una superficie de 207 hectáreas, de las cuales 350.000 metros cuadrados se destinarán a parcelas logísticas
Puertos de Andalucía

La consejería de Fomento, Infraestructuras y Ordenación del Territorio de la Junta de Andalucía ha aprobado el plan especial del área logística de Majarabique, con el que se prevé la ampliación del nodo logístico de Sevilla. Este proyecto, iniciado en 2007, ha sido retomado al superar este trámite, al que seguirán el periodo de información pública y la audiencia a los dos municipios afectados, Sevilla y La Rinconada. Al tiempo, se avanzará en la redacción del proyecto de obras de urbanización, sometido a Autorización Ambiental Unificada, ha informado el Ejecutivo andaluz.

El área logística de Majarabique abarcará una superficie de 207 hectáreas, ha recordado la consejería en un comunicado. La primera fase contará con 69 hectáreas de suelo bruto y cerca de 350.000 metros cuadrados de parcelas logísticas de gran superficie o megaparcelas. La inversión prevista para la urbanización de esta primera fase será de unos 37,5 millones de euros cofinanciados al 80% por el Fondo Europeo de Desarrollo Regional y se estima que se generarán 700 empleos durante la fase de obras, y cerca de 5.000 puestos de trabajo directos cuando esté en explotación.

La inversión prevista para la urbanización de la primera fase será de unos 37,5 millones de euros

El complejo logístico de Majarabique “tiene la capacidad suficiente para desarrollar la ampliación del actual Centro de Transportes de Sevilla”, que desde hace más de una década se encuentra al cien por cien de su capacidad. La ampliación de esta área permitirá dar respuesta a la demanda que empresas del sector de la distribución alimentaria y operadores logísticos que han mostrado interés en disponer de centros logísticos en dicha ubicación, según la Junta de Andalucía. El proyecto también contempla las reservas de suelo necesarias para la instalación de las futuras naves industriales y logísticas; las zonas de servicios especializados al transporte; los sistemas generales de infraestructuras, y la terminal ferroviaria de mercancías que enlazará con el puerto.