7 de abril de 2020 | Actualizado 6:25

La carga aérea mundial registra sus peores resultados en diez años

Los volúmenes han decrecido el 3,3% interanual, de manera que se revierte la tendencia al alza registrada desde 2012, según los datos de IATA
Airbus

Los mercados de carga aérea a nivel mundial han visto decrecer sus volúmenes el 3,3% interanual en 2019. Según datos de IATA, se trata del primer año de declive de la demanda desde 2012 y del peor rendimiento desde la crisis financiera de 2009, año en el que este mercado se contrajo el 9,7%. Por su parte, la capacidad ha aumentado el 2,1% en el periodo. “Las tensiones comerciales se sitúan en la raíz de estos resultados”, ha comentado el director general de IATA, Alexandre de Juniac. “Y a pesar de que se están suavizando, no resulta un gran alivio, porque nos encontramos en territorio desconocido respecto al eventual impacto del coronavirus en la economía global”. A este respecto, Alexandre de Juniac ha manifestado que “con todas las restricciones puestas en marcha, definitivamente será un obstáculo para el crecimiento económico”.

La asociación ha explicado que la evolución de la carga aérea en el último año se ha visto afectada por el débil crecimiento en el comercio global, que se ha situado cerca del 0,9%. “El bajo rendimiento también se debe, en particular, al ralentizamiento del PIB en economías intensivas en fabricación”, ha puntualizado IATA. Otras variables que han impactado han sido el debilitamiento de los negocios, la confianza de los clientes y los pedidos de exportación. En cuanto a las perspectivas de cara al presente ejercicio, el director general de la asociación ha estimado que “2020 será seguro otro año de desafíos para el negocio de la carga aérea global”. No obstante, desde IATA han augurado que podrían observarse signos de repunte en la confianza y los pedidos. “Es demasiado pronto para decir qué efectos en el largo plazo surgirán de los impactos de las restricciones asociadas con el brote de coronavirus”, ha añadido la asociación internacional.

“Este ejercicio será seguro otro año de desafíos para el negocio de la carga aérea global”
Alexandre de Juniac Director general de IATA

RESULTADOS ANUALES POR REGIONES
Dividido por regiones, los cargadores de Asia y el Pacífico han visto decrecer sus volúmenes en 2019 el 5,7% interanual, lo que supone la caída más acuciada de todas las zonas, mientras su capacidad ha aumentado el 1,1%. “Como principal región de fabricación, las tensiones comerciales y el ralentizamiento del crecimiento global han pesado en los volúmenes”, ha especificado IATA. A su vez, las aerolíneas europeas han experimentado un decrecimiento de sus volúmenes del 1,8% interanual, con un aumento de la capacidad del 3,4%. La moderación de la actividad, especialmente Alemania, combinado con la incertidumbre del Brexit, han contribuido a los resultados. A este respecto, 2019 también ha destacado en Europa por el menor volumen de carga internacional desde 2012.

En el caso de las aerolíneas de América del Norte, la caída de la demanda ha sido del 1,5%, con un aumento del 1,6% en la capacidad. “Las tensiones comerciales y el enfriamiento de la actividad económica estadounidense en la última mitad del año han sido factores que han influido en el declive”, ha añadido IATA. Por su parte, las compañías aéreas de Oriente Medio han visto decrecer su demanda el 4,8%, posicionándose como el segundo peor resultado del año, mientras su capacidad ha crecido el 0,7%. “La disrupción en cadenas de suministro globales y el comercio global más débil, junto a la restructuración de las aerolíneas de la región, han sido los principales impulsores de este resultado”, ha explicado.

Finalmente, en América Latina, a pesar de ser la segunda región con un mejor desempeño interanual, la demanda ha caído el 0,4%, “El malestar social y las dificultades en algunos países clave han llevado a sus cifras más bajas desde 2015”, ha manifestado la asociación. Por su parte, la capacidad ha aumentado el 4,7%. Asimismo, las aerolíneas africanas han experimentado un aumento de la demanda del 7,4% y de la capacidad del 13,3%. “Durante el año, los volúmenes de carga aérea se han visto reforzados por el fuerte crecimiento de la capacidad y los vínculos de inversión con África”, han especificado desde IATA