21 de febrero de 2020 | Actualizado 22:04

Tarragona fundamenta su crecimiento de 2019 en los líquidos y los cereales

El presidente de la Autoridad Portuaria de Tarragona, Josep Maria Cruset, anuncia el inicio inminente de las obras en la terminal intermodal de Marchamalo
El presidente del puerto de Tarragona, Josep Maria Cruset, durante la presentación de resultados | E.M.

Los dos tráficos estructurales del puerto de Tarragona, crudo de petróleo y cereales, han permitido al enclave cerrar el ejercicio con un volumen total de mercancías de 33,3 millones de toneladas. Este registro es el segundo mejor dato de la última década. El presidente de la Autoridad Portuaria de Tarragona, Josep Maria Cruset, ha recordado que, sin el efecto de los temporales y sin el desplome del carbón, el año 2019 habría sido el de mayor movimiento de la historia del puerto.

En ambos segmentos, crudo y cereales, las terminales del puerto de Tarragona han batido sus mejores cifras hasta ahora. Según los datos facilitados por la autoridad portuaria, el crudo de petróleo representa ya cerca del 30% del movimiento total y los cereales, el 17%. Es decir, prácticamente cinco de cada diez toneladas del puerto de Tarragona dependen de estos dos productos. En lo que respecto al carbón, uno de los tráficos tradicionales del enclave catalán, se ha reducido de nuevo por la nueva política de transición energética en España. Por otro lado, otro de los grandes vectores de Tarragona, los denominados líquidos energéticos (gasoil, fueloil,…) se han disparado hasta alcanzar, prácticamente, los cinco millones de toneladas en 2019.

En la evolución de la mercancía general, la autoridad portuaria ha destacado el aumento en el tráfico de vehículos y en animales vivos. Respecto a este último, Cruset ha lamentado que el actual horario y medios del Punto de Inspección Fronteriza (PIF) sean tan escasos. Por ello, se ha mostrado convencido de que “tenemos un largo recorrido” para crecer en animales vivos si se logra dotar al PIF de un horario más extensivo y de más medios humanos para dar el servicio. De hecho, ya se está trabajando con Puertos del Estado y los diversos ministerios implicados para introducir mejorar y responder a las necesidades de los clientes en este ámbito.

El movimiento de contenedores continúa siendo el principal reto del puerto de Tarragona. “Tenemos capacidad para mover hasta 400.000 teus anuales”, pero ahora mismo está muy lejos de esta cifra. En todo caso, “encaramos el futuro con optimismo, ya que se está trabajando con asesoramiento externo para realizar un análisis de mercado”. En pasta de papel, Tarragona es el primero del sistema portuario estatal. Sin embargo, el volumen de este producto se ha reducido en 2019. Según ha explicado la autoridad portuaria, se debe a las fluctuaciones de los mercados internacionales, por lo que se estima que se trata de un hecho circunstancial de disminución en 2019. Lo mismo ha sucedido en el caso de la fruta y los productos siderúrgicos, han añadido desde la autoridad portuaria.

En lo que respecta a los resultados económicos, Josep Maria Cruset ha cifrado el beneficio de la autoridad portuaria en 7,4 millones de euros al término del ejercicio 2019. Se trata de una cifra inferior a la del año anterior, un descenso motivado por el desembolso realizado en planificación de nuevas infraestructuras y por los efectos del temporal Gloria. Este último ha provocado costes no previstos y también ha afectado al tráfico portuario.

En cambio, los ingresos han crecido hasta los 57,4 millones de euros y, por tecera vez consecutiva, la autoridad portuaria ha registrado un Ebitda superior a los 30 millones de euros. Estas magnitudes, unidas a la tesorería de 72,7 millones de euros y la reducción de la deuda contraída con el BEI, sitúan al puerto, según palabras de su presidente, en una situación inmejorable para encarar las inversiones de los próximos años.

INICIO INMINENTE DE LAS OBRAS EN MARCHAMALO
Precisamente, sobre los proyectos pendientes, Josep Maria Cruset ha recordado que durante este primer trimestre de 2020 se iniciarán las obras de la terminal intermodal de Marchamalo (Guadalajara). La autoridad portuaria resta a la espera de la licencia de obras por parte de los ayuntamientos para comenzar las actuaciones. Por otro lado, está previsto el inicio de las obras en el muelles de Balears también en la primera mitad de este año.

El presidente del puerto de Tarragona también se ha referido en su repaso a las obras de la antigua sede de la autoridad portuaria, que finalizarán en noviembre, y al contradique de Els Prats. En cuanto a esta última infraestructura, Cruset ha explicado que mejorará el cerramiento de la bocana del puerto, actuará de protección de la playa de La Pineda y permitirá acoger cruceros. El contradique de Els Prat, actualmente en fase de tramitación, comenzará a desarrollarse en 2022, con una partida prevista en el Plan de Empresa de la autoridad portuaria de 15 millones de euros.