19 de febrero de 2020 | Actualizado 13:56

El Supremo obliga a Sacyr a devolver el aval de 182,6 millones por el aeropuerto de Corvera

La resolución de la Sala de lo Contencioso-Administrativo confirma la sentencia del Tribunal Superior de Justicia de Murcia del año 2016
Aeropuerto de la Región de Murcia | Aena

La Sala de lo Contencioso-Administrativo del Tribunal Supremo ha desestimado el recurso de casación interpuesto por la Sociedad Concesionaria del Aeropuerto de Murcia (SCAM), cuya mayoría ostenta Sacyr, contra la sentencia del Tribunal Superior de Justicia de Murcia. La citada sentencia confirmó la orden de la consejería de Economía y Hacienda del Ejecutivo murciano del año 2014 que declaró la obligación de pago de 182,6 millones de euros en concepto del aval otorgado por la administración autonómica.

El Gobierno de Murcia se vio obligado a avalar a la constructora durante las obras del aeropuerto

Durante las obras del Aeropuerto de Corvera, el Gobierno de Murcia se vio obligado a avalar a la constructora para poder finalizar estos trabajos, un aval que aún está pagando en la actualidad. Así pues, incontables problemas con la empresa constructora primero y después por el incumplimiento de diversos parámetros en la operativa llevaron a la infraestructura al centro de una batalla judicial entre Aeromur (sociedad de Sacyr) y el Ejecutivo regional, que dura hasta hoy día. Todo ello desembocó en un nuevo concurso para la concesión de la gestión del aeropuerto, en el que acabó imponiéndose Aena. De esta manera, se anulaba la decisión de que el aeropuerto fuera de gestión privada y pasaba a manos del Estado.

El Supremo ha afirmado que la resolución de la concesión no se debió a impagos de la concesionaria

La resolución del alto tribunal ha señalado que pretender que existe una vinculación entre las cláusulas segunda (derecho de reembolso) y séptima del contrato de aval no puede aceptarse como consideró la sentencia del Tribunal Superior de Justicia de Murcia. El Supremo considera cierto que el impago de la deuda a que se vinculaba el contrato de aval comportaba la resolución del contrato de concesión y que, en dicho supuesto, se deberían compensar las deudas que aquella debiera a la concesionaria en virtud de dicha resolución. Asimismo, la Sala de lo Contencioso-Administrativo ha afirmado que no fue esto lo acontecido en el caso de autos y fuera de ese supuesto la cláusula no puede tener el régimen pretendido.

La resolución de la concesión no lo fue por el impago de la deuda de la concesionaria, sino que se había producido con anterioridad y por causa diferente, que fue ajustada a derecho y por el incumplimiento de obligaciones dimanantes directamente del contrato de concesión, ha manifestado el alto tribunal. La sala ha añadido que si la resolución del contrato de concesión no era debido a la efectividad del aval, no entra en juego la cláusula séptima, como concluye la sentencia de instancia, por lo que no procede realizar las deducciones pretendidas, sino el contenido del derecho de reembolso en su integridad.