7 de abril de 2020 | Actualizado 9:51

La anulación del Mobile World Congress deja secuelas en los operadores logísticos del salón

Algunas compañías logísticas se han visto más afectadas que otras, puesto que el evento se ha cancelado apenas dos semanas antes de su celebración
Fira de Barcelona

La cancelación del Mobile World Congress (MWC) de Barcelona ha afectado a la operativa de las empresas logísticas que hacen posible su celebración. A pesar de que más de la mitad de la feria ya se encontraba totalmente instalada, la amenaza de expansión del coronavirus ha provocado su anulación a menos de dos semanas de la inauguración. “La particularidad del Mobile se debe sobre todo a su impacto mediático, más parecido a un evento mundial, como unas Olimpiadas, que a una feria o conferencia industrial”, ha destacado el director de Resa Expo Logistics, Pablo Martínez.

Debido a sus dimensiones, la preparación del evento se suele iniciar entre septiembre y octubre del año anterior. A este respecto, Martínez ha manifestado que su cancelación supondrá “un impacto importante, que todavía estamos evaluando”. Resa Expo Logistics es el operador oficial de MWC desde 2007 y se encarga de su logística integral. Entre sus cometidos, se encuentra la gestión del tráfico de camiones que acceden al recinto; las cargas y descargas de mercancías; los almacenajes; las formalidades aduaneras; y los transportes nacionales e internacionales.

Asimismo, el operador logístico Tracosa actúa como agente de aduanas para Resa Expo Logistics. La compañía participa en el evento desde sus inicios y es el responsable de cerca del 90% de las importaciones y exportaciones de las mercancías, así como de los stands que allí se exponen. Esto incluye desde recibir contenedores hasta despachar aduanas, tránsitos y la entrega en la feria de los encargos de montaje. “En nuestro caso, no podemos aún cuantificar el impacto total, ya que estamos en mitad del proceso. Al haberse cancelado con tan poco margen de tiempo, muchos gastos serán inevitables”, ha explicado director gerente de la empresa, Marco García. “No obstante, sí que tiene un impacto emocional, por la sensación de ‘trabajar para nada’, o de que tus clientes gasten un dinero sin conseguir su objetivo”.

“El impacto mediático del MWC es más parecido al de un evento mundial que al de una feria industrial”
Pablo Martínez Director de Resa Expo Logistics

De forma similar, el responsable en Catalunya de Transports Plazas, Xavier Vidiella, ha asegurado que para su compañía el impacto es menor, al ser una de las empresas auxiliares del evento: “Estamos subcontratados por la empresa que se encarga anualmente de la gestión de residuos de la Fira de Barcelona y nos supone trabajar una vez finalizado el congreso”, ha especificado. Concretamente, Transports Plazas se encarga de ceder contenedores de 30 metros cúbicos, así como de realizar viajes a los gestores de residuos y al vertedero. A este respecto, como preparación para la feria, la empresa acostumbra a realizar replanteamientos de las jornadas de trabajo, con servicios de lunes a domingo.

No obstante, el trabajo de Tracosa no se detiene tras la cancelación, ya que deberá encargarse de retornar las mercancías a sus orígenes. “Esto implica cargar en la feria en tiempo récord, anular exportaciones temporales y encontrar vuelos de cargueros para enviar rápidamente a sus destinos”, ha especificado García. “Para una multinacional, el haber gastado 300.000 euros en balde no tiene consecuencias, y seguirá ahí; sin embargo, puede hacer que algunas pymes se replanteen sus inversiones, si no consiguen retornos a corto plazo”. A este respecto, desde el Aeropuerto de Barcelona-El Prat han asegurado que, hasta que no se recojan los resultados de tráficos de febrero, “será difícil realizar una previsión de cómo ha afectado a la operativa”.

“Al haberse cancelado con tan poco margen, muchos gastos serán inevitables”
Marco García Director gerente de Tracosa

Al igual que Transports Plazas, Tracosa también ha debido adaptarse al MWC, con jornadas de trabajo de 12 horas y formación específica para que el personal entendiese la feria, los productos y tecnologías expuestas. “Desde fuera puede parecer que se trata solo de teléfonos y novedades. Sin embargo, quien conoce la feria sabe que va muchísimo más allá”, ha explicado García. En cuanto a importaciones se refiere, el directivo de Tracosa ha destacado también el esfuerzo que supone asegurar que las mercancías no queden retenidas en Aduanas: “En los primeros años del salón, importamos un coche con conducción autónoma, algo que hoy parece normal, pero que en ese momento incorporaba tecnología militar americana, lo cual complica muchísimo su importación”.

El MWC genera unos 492 millones de euros de forma directa e indirecta, según los cálculos de la Cambra de Comerç de Barcelona. De estos, el impacto directo principal es sobre Fira de Barcelona, con el 30% del total recaudado. Quedará por ver si esta anulación tendrá consecuencias en futuras convocatorias. “Si consideramos que no hay mal que por bien no venga, quizás este suceso sirva para que ciudadanos, entidades públicas y sindicatos tomen conciencia de lo que significa ser anfitriones de ferias como esta, que todos seamos responsables y dejemos de jugar con boicots y con mostrar desinterés”, ha concluido García. “El impacto a la ciudad y al empleo sí se va a notar en este trimestre”.

REACCIÓN DEL TEJIDO EMPRESARIAL CATALÁN
La Cambra de Comerç de Barcelona ha expresado “su absoluto respeto y apoyo” a la Fira de Barcelona tras su decisión, así como a la empresa organizadora del evento, GSMA. No obstante, también ha mostrado su solidaridad con el tejido empresarial y ha pedido tranquilidad “para que la epidemia no precipite otras decisiones empresariales que se puedan llevar a cabo en el corto plazo”. Según sus cálculos, el impacto económico total del MWC en la ciudad, desde su primera edición en 2006, suma 4.383 millones de euros. “Este capital acumulado ha sido catalizador para la aparición de un ecosistema tecnológico en Barcelona, uno de los más importantes de Europa, con 1.197 startups”, ha añadido.

Por su parte, la patronal Foment del Treball ha asegurado que los empresarios catalanes “lamentan el negativo impacto económico que tiene”, pero considera que “ha sido una decisión inevitable, dado la sucesiva retirada de los expositores durante esta semana”. El presidente de Foment del Terball, Josep Sánchez Llibre, ha apuntado que “hace falta pasar página y garantizar más ediciones del congreso, más allá de 2021”. Asimismo, la patronal ha resaltado que, pese a la cancelación, no se cuestiona “en ningún momento” la seguridad de Barcelona, Catalunya y España.