3 de julio de 2020 | Actualizado 15:10

Barcelona y su área metropolitana lanzan un plan de ayudas para renovar la flota

La medida, que se aplicará hasta el año 2023, ofrecerá subvenciones a autónomos que oscilarán entre los 1.500 y los 3.500 euros
AMB

El Área Metropolitana de Barcelona (AMB) ha aprobado la primera línea de subvenciones dirigidas a autónomos que operan en el área metropolitana de Barcelona con el objetivo de renovar el parque móvil dedicado al transporte y distribución de mercancías. El acuerdo, aprobado por el Consell Metropolità, brindará ayudas económicas para que los vehículos más antiguos y más contaminantes puedan adaptarse a la nueva regulación de la zona de bajas emisiones (ZBE) de la Ciudad Condal.

Centrada en los trabajadores autónomos, la medida ofrecerá financiación en la compra de cualquier vehículo cuya actividad profesional esté relacionada con el sector del transporte o la distribución urbana de mercancías. Cabe destacar que el importe de la dotación económica variará en función del vehículo y de sus características. Más concretamente, las subvenciones oscilarán entre los 1.500 euros (si se trata de una bicicleta de carga) y los 3.500 euros (si se trata de una furgoneta 100% eléctrica). Asimismo, los vehículos subvencionables deberán ser nuevos y estar matriculados.

Se renovarán entre 400 y 600 vehículos al año, según las previsiones del Área Metropolitana de Barcelona

La medida, que forma parte del nuevo plan de medidas sostenibles de la AMB 2020-2023, destinará 1,2 millones de euros cada año a este proyecto de índole ambiental. Desde la institución pública calculan que la ayuda permitirá que cada año se renueven de 400 a 600 vehículos. Autorizado hasta 2023, se distribuirán en distintas convocatorias repartidas a lo lagro del año y aspiran a cumplir con las demandas de transportistas y cargadores sobre la necesidad de crear un paquete de apoyo económico para renovar flotas.

El vicepresidente de Mobilitat, Transport i Sostenibilitat de AMB, Antoni Poveda, ha destacado el gran cambio que supondrá dicho plan. “Somos conscientes que el sector del transporte de mercancías tiene que hacer un esfuerzo, los próximos años, para renovar su parque con vehículos de bajas emisiones y prever nuevas estrategias de distribución”, ha apuntado.