2 de abril de 2020 | Actualizado 23:05

Los fenómenos climáticos extremos ponen en riesgo la red viaria y ferroviaria española

El Foro para la Ingeniería de Excelencia (Fidex) ha alertado de que el 40% de la red viaria y el 60% de la red ferroviaria en España podría verse afectada
Servei Català de Trànsit

El Foro para la Ingeniería de Excelencia (Fidex) ha destacado el riesgo que corren las redes viarias y ferroviarias españolas por los fenómenos climáticos extremos. Según sus estimaciones, el 40% de la red viaria y el 60% de la red ferroviaria de nuestro país podría verse afectada por el cambio climático. Por ello, este foro, que agrupa a las principales ingenierías españolas, ha pedido al ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana que aborde en esta legislatura no solo la conservación y el mantenimiento de las infraestructuras en su actual configuración, como ha resaltado el ministro José Luis Ábalos en la comisión de Transportes del Congreso, sino que añada un tercer elemento: el de la adaptación al cambio climático.

Las ingenierías reclaman a Ábalos que tenga en cuenta la gestión del riesgo del cambio climático

Las ingenierías han avisado de que las necesidades presupuestarias para el mantenimiento de las infraestructuras crecerán notablemente con las nuevas condiciones climáticas. En este sentido, Fidex ha destacado que las lluvias torrenciales serán la principal amenaza, lo que obligará a revisar, entre otros aspectos, el drenaje. También existe un alto riesgo de deformaciones del pavimento o de proliferación de incendios cerca de las vías por los cada vez más frecuentes episodios de sequía, ha apuntado el foro. En relación a la infraestructura nueva, las ingenierías han señalado que deben dejarse de lado los estudios de series temporales basadas en datos históricos para realizar predicciones de futuro a 50-70 años vista y proyectar unas infraestructuras que a partir de ahora deben ser resilientes.

En este contexto, han recordado la necesidad de que, si se aborda un pacto de Estado por la Movilidad liderado por el Gobierno, como ha mencionado el titular de Transportes, se incorporen los riesgos asociados al cambio climático para determinar las inversiones necesarias. Además, ha destacado Fidex, este acuerdo debe tener en consideración el llamado concepto de redundancia, es decir, no solo hay que reducir la vulnerabilidad de una infraestructura concreta, sino del sistema de transporte en su conjunto. El director general de Fidex, Fernando Argüello, ha afirmado que al nuevo “rumbo que toma el ministerio de Transportes tal como explica su titular José Luis Ábalos, le falta la mención de un elemento fundamental: la gestión del riesgo asociado al cambio climático”. A juicio de Argüello, no estamos “dando la suficiente importancia a este enfoque en la manera de proyectar el futuro de la movilidad en nuestro país. No existe movilidad en zonas cada vez más inundadas, tanto por frecuencia como por cantidad de agua”.