14 de julio de 2020 | Actualizado 9:30

Los líquidos refuerzan el papel del short sea shipping en España

La mercancía rodada mantiene la tendencia de crecimiento iniciada en 2013 que le ha llevado a crecer el 51,1% en el periodo 2013-2019
Knutsen OAS

El transporte marítimo de corta distancia en España (TMCD) ha sumado 269,5 millones de toneladas en 2019, el 7,1% más que en 2018. De ellas, ha señalado la Asociación Española de Promoción del Transporte Marítimo de Corta Distancia (SPC-Spain), el 19% han correspondido a cabotaje (tráfico nacional), que ha crecido el 2,5%, y el 81% a tráfico internacional, que se ha incrementado el 8,2%. El observatorio estadístico sobre short sea shipping ha apuntado que más de la mitad de este transporte, el 54%, corresponde a graneles, 145,6 millones de toneladas. En este apartado, ha destacado el incremento de los líquidos, que ha sido del 14% respecto a 2018. Por su parte, los graneles sólidos han crecido el 2,9%. El restante 46% del tráfico total, 123,9 millones de toneladas, se ha distribuido entre la mercancía contenerizada con 65,1 millones de toneladas y un crecimiento del 3,6% , la carga rodada con 45,6 millones de toneladas y un incremento del 6,2%) y la mercancía convencional, con 13,2 millones de toneladas y un descenso del 1,9%.

Por lo que respecta al tráfico exterior, el shortsea shipping en España ha totalizado 218,3 millones de toneladas, de las que el 59,2% fueron desembarcadas y el 40% embarcadas, según el observatorio de SPC-Spain. En cuanto a su distribución por mercancías, los líquidos representan el 36,1% del total, seguidos por la mercancía en contenedor con una cuota del 25,7%, los sólidos, con el 21,1% y, en tercer lugar, la mercancía rodada, con el 11,3%. El ascenso global del transporte internacional respecto a 2018 ha sido del 8,2% debido, principalmente, al aumento de los graneles líquidos, que han crecido el 16,5%. SPC-Spain ha subrayado la tendencia iniciada en 2013 de crecimiento de la mercancía Ro-Ro, que ha sido del 51,1% en el periodo 2013-2019.

En este sentido, el transporte marítimo de corta distancia internacional Ro-Ro en España ha aumentado el 6,4% en 2019, hasta los 24,7 millones de toneladas. La asociación ha resaltado que este incremento es inferior al registrado en 2018 respecto al ejercicio anterior, que fue del 10%. Según las unidades de carga, son mayoritarios los vehículos con mercancías, que han crecido el 8,7%, mientras que los contenedores Ro-Ro se han reducido el 6,2% y los vehículos en régimen de mercancía han descendido el 1,8%. El observatorio ha apuntado que el tráfico rodado es superior en la fachada mediterránea, que ha registrado 18,2 millones de toneladas (+7%), mientras que en la atlántica se ha alcanzado un mayor crecimiento (+13,3%), hasta los tres millones de toneladas.

El transporte marítimo de corta distancia exterior ha crecido significativamente con Bélgica y Marruecos

En el caso de las autoridades portuarias, Santander es la que ha experimentado un mayor crecimiento en la fachada atlántica (+33,7%), mientras que Bilbao y Vigo han registrado mejoras más ajustadas, del 2,8% y el 0,4% respectivamente. El observatorio estadístico del short sea shipping ha registrado una caída importante en Ferrol San Cibrao (-44,1%) y, en menor medida, en Pasaia (-7,9%). Por lo que respecta a la fachada mediterránea, el observatorio ha constatado el incremento del puerto de Almería (+64,5%), seguido por los de Valencia (+14,2%) y Algeciras (+9,7%). En el lado opuesto se ha situado el puerto de Alicante (-70,8%), Castellón (-26,3%), Motril (-13,2%) y Barcelona (-1,8%). En lo referente a los países de origen y destino, ha destacado el crecimiento en la fachada atlántica con Bélgica, que ha aumentado el 133,6% debido principalmente a la línea de CLdN en el puerto de Santander, ha indicado SPC-Spain. En la fachada mediterránea, ha despuntado el crecimiento de los tráficos con Marruecos (+9,7%) e Italia (+6,5%).