15 de agosto de 2020 | Actualizado 14:59

Madrid se sube al carro y flexibiliza la carga y descarga para asegurar el abastecimiento

Al igual que lo hizo Barcelona días atrás, el consistorio madrileño ha autorizado la distribución diurna en las mismas condiciones que en horario nocturno
Ayuntamiento de Madrid

El Ayuntamiento de Madrid también ha decidido “flexibilizar las medidas habituales para las zonas de carga y descarga de manera a poder asegurar el abastecimiento en los supermercados” durante la crisis derivada del coronavirus. Así, al igual que Barcelona a finales de la semana pasada, esta flexibilización en la normativa supone el levantamiento en la restricción a los vehículos de más de 18 toneladas en la realización de sus labores en horario nocturno. 

Según ha explicado el consistorio madrileño, esta medida persigue “asegurar el abastecimiento diurno en los supermercados”. Además, también han sido concedidas algunas autorizaciones especiales a varios supermercados que no disponen de espacio suficiente para llevar a cabo la carga y descarga y que normalmente están autorizados para realizarlo en horario de noche. Por ello, y debido a esta situación excepcional, “se les ha permitido llevar a cabo sus tareas en la vía pública, puesto que no suponen un problema para el tráfico”, ha aclarado el ayuntamiento. 

SUSPENSIÓN DE LAS ZONAS SER Y ENTREGAS A DOMICILIO
Por otra parte, el Ayuntamiento de Madrid ha ampliado las medidas de contención del coronavirus con la suspensión en toda la ciudad del régimen general de funcionamiento del Servicio de Estacionamiento Regulado (SER). Estos servicios se mantendrán inoperativos al menos hasta el próximo 29 de marzo, a la espera de una futura prolongación en el estado de alarma. 

Los servicios SER permanecerán inactivos hasta el 29 de marzo, a la espera de una nueva prolongación

Además, el consistorio también ha informado de que los mercados municipales se encuentran “perfectamente abastecidos y funcionan con total normalidad”. En este sentido, los comerciantes de los puestos alimentarios atienden los pedidos de sus clientes de forma presencial y a distancia, tanto telefónicamente como a través de las plataformas online. Los pedidos alimentarios pueden ordenarse a través de diversas plataformas con el fin de evitar desplazamientos hasta los mercados.