2 de abril de 2020 | Actualizado 23:05

La logística un año antes de la crisis del coronavirus

Acudimos al pasado para rememorar qué sucedía en el sector logístico y de transporte un año antes de la llegada del Covid-19 a nuestras vidas

Si la crisis de 2008 es difícil de olvidar, aún lo será más la del coronavirus. Ahora mismo vivimos sumidos en la incertidumbre, pero no hay duda de que su recuerdo perdurará en nuestra pensamiento para siempre. Para recordar que existirá un postcoronavirus, que todavía no sabemos temporizar ni imaginar con claridad, acudimos al pasado para rememorar qué sucedía en el sector logístico y de transporte un año antes de la llegada del Covid-19 a nuestras vidas. Y, por qué no reconocerlo, también para abstraernos de estos días funestos y duros que nos toca vivir.

Tampoco es que en marzo de 2019 estuviéramos en un paraíso, pero mirar atrás ofrece esperanzas para contemplar el futuro con un resquicio de optimismo. En contraposición con la crisis sanitaria actual, la principal preocupación relacionada con esta cuestión no era otra que la denuncia de la Asociación Española de Empresarios de Transporte Bajo Temperatura Controlada (Atfrie) de los riesgos para la salud pública “que podría acarrear el uso de los europalets de madera en intercambio” y que “se pudiera producir una contaminación cruzada de los alimentos”.

La principal cuestión sanitaria del sector hace un año era el riesgo del intercambio de europalets de madera

En los primeros días de marzo del año pasado, Adif adjudicaba el tercer carril entre Castellbisbal y Martorell, ambos municipios en Barcelona, en un tramo vital para el éxito del Corredor Mediterráneo. Además, conocíamos por un estudio encargado por la Comisión Europea que este eje ferroviario, una vez completado, permitiría reducir el tiempo de viaje de forma considerable. También el administrador público de infraestructuras ferroviarias comenzaba trabajos de renovación del tramo San Pablo-Almoraima de la línea entre Bobadilla y el puerto de Algeciras. En ámbito ferroviario, Transfesa decidía ponerse el apellido Logistics para remarcar que la mitad de sus ingresos ya dependían de servicios adicionales al tren. Sin embargo, el gran foco mediático de marzo de 2019 en el ferrocarril tuvo a CNMC y Adif como protagonistas: multa de más de 118 millones a empresas y directivos por el reparto de concursos de Adif.

La CNMC imponía en marzo de 2019 una multa millonaria por repartirse contratos de Adif

El Brexit, que estuvo todo el año entre los factores desestabilizadores, no tuvo en marzo el protagonismo de otros meses de 2019 en el sector logístico. Visto con perspectiva, parece una nimiedad comparado con los efectos de la crisis sanitaria y económica del coronavirus. En el mundo de la empresas logística, la estadounidense C.H. Robinson dio un golpe de efecto en España con la adquisición de Space Cargo. Sin embargo, no fue el único movimiento de este tipo en marzo de 2019. Por su parte, la estrategia expansiva de Noatum Logistics llevó a la compañía a absorber MIQ Logistics, con sede central en Estados Unidos y con oficinas repartidas por 19 países de América, Asia y Europa. Algunas otras de las principales preocupaciones del sector logístico hace un año contrastan con las actuales: el papel de los repartidores, el blockchain o la antigüedad del parque de furgonetas.

Dos operaciones marcaron el sector logístico hace un año: C.H. Robinson y Space Cargo y Noatum MIQ Logistics

El accidente del ‘Grande América’ marcó la actualidad en el sector marítimo-portuario de marzo de 2019, un hundimiento que situó en primera línea la necesidad de establecer más controles de la carga para evitar nuevos incidentes. También en el negocio del shipping, el mes fue prolífico en el GNL. Tanto Naturgy como Endesa reforzaron su apuesta por este combustible para los próximos años. Por su parte, el Consejo de Ministros dio luz verde a la nueva ley de consignación de buques, que establecía la creación de un registro de agentes consignatarios de carácter público y administrativo.

De la Encina, sustituido recientemente en el cargo por Francisco Toledo, accedía hace un año a la presidencia de Puertos del Estado

Por otro lado, se multiplicaron las protestas del transporte terrestre de contenedores por las condiciones de los transportistas, tanto en algunos puertos como en depósitos de contenedores. También en el ámbito portuario, los enclaves andaluces de interés general, más Ceuta y Melilla, se reunieron también por primera vez para trazar un plan estratégico conjunto. Tampoco podemos olvidar que se cumple un año del nombramiento de Salvador de la Encina como presidente de Puertos del Estado, sustituido recientemente por Francisco Toledo, expresidente del puerto de Castellón. Sin dejar el organismo público, estos días de coronavirus se ha cumplido también el aniversario de la adjudicación de la oficina técnica de la incubadora de startups del sistema portuario español (fondo Puertos 4.0) a KPMG e Innsomnia.

Por su parte, las empresas públicas Aena y Correos anunciaron asuntos clave para su futuro. En el caso del gestor aeroportuario, se adjudicaba la operativa de seis aeropuertos brasileños por 437 millones de euros. En lo que respecta a Correos, ultima la incorporación de Rangel Expresso para entrar en Portugal y lograba extender tres años más un acuerdo clave con un cliente insustituible: Amazon.