2 de abril de 2020 | Actualizado 23:05

APM Terminals Barcelona activa un protocolo propio frente al coronavirus

La terminal de contenedores del puerto de Barcelona ha iniciado diferentes medidas para garantizar la seguridad de sus empleados
APM Terminals Barcelona

La terminal de contenedores APM Terminals Barcelona ha puesto en marcha un protocolo de seguridad para mitigar el impacto del coronavirus. Concretamente, a nivel interno se han implementado diferentes medidas para garantizar la seguridad de los empleados, como el incremento de la limpieza de todos los puntos de contacto entre trabajadores o la limitación de la presencia de personal. Asimismo, en la garita de seguridad de la terminal, se ha habilitado un punto higiénico para que los trabajadores se laven las manos con agua y jabón, todo ello siguiendo las indicaciones dictadas por el ministerio de Sanidad.

“Desde APM Terminals Barcelona estamos monitorizando en todo momento la evolución de esta situación y trabajando para desarrollar nuestras actividades con el mínimo impacto posible de cara a nuestros clientes, proveedores y personal interno”, han asegurado. “Siguiendo indicaciones de las autoridades sanitarias, estamos respetando las normas de seguridad y la distancia mínima de entre uno y dos metros en las interacciones personales y el uso obligatorio de los guantes”. Además, la terminal ha desarrollado un protocolo de actuación para la interacción de su personal con el resto de miembros de la comunidad portuaria. Por otra parte, se requiere el teléfono y correo electrónico del buque, así como la confirmación por escrito de que no se ha dado ningún caso positivo por coronavirus en la tripulación. En cuanto al personal de mantenimiento, este subirá a bordo del buque solo en casos urgentes.

APM Terminals Barcelona ha habilitado un punto higiénico para que los trabajadores se laven las manos

Otras medidas adoptadas hacen referencia a actividades de las instalaciones cuyo desarrollo se vincula a la presencia de proveedores externos. En este ámbito, APM Terminals Barcelona ha solicitado a sus colaboradores unas pautas para limitar los servicios a los que son “estrictamente necesarios” y verificar que su actividad está autorizada antes de presentarse en la terminal, según ha asegurado. “Siempre y cuando la persona de contacto confirme que la actividad está autorizada, esta se realizará implicando al menor número de personas posible y respetando las normas de seguridad y salud”, ha añadido.

Finalmente, en caso de utilizar shuttle para desplazarse, se permitirá un máximo de tres personas en el vehículo, es decir, una por fila de asientos, en posición zigzag. Asimismo, no se permitirá la interacción con personal propio de APM Terminals y con otros colectivos o proveedores. Otras medidas pasan por no prestar EPIs a proveedores, el cierre del comedor externo y el cierre del acceso a las zonas comunes. “En definitiva, se espera de todos los proveedores que acudan a su lugar de trabajo, realicen el mismo interaccionado con el menor número de personas posible y mantengan siempre la distancia de seguridad”, han concluido desde la temrinal.