26 de mayo de 2020 | Actualizado 13:08

Ábalos confía en disponer en breve de las primeras mascarillas para el sector del transporte

Se cerró el 23 de marzo el contrato de los ocho millones de mascarillas anunciadas por el ministerio, que llegarán de forma escalonada en cuatro vuelos
José Luis Ábalos | Ministerio de Transporte, Movilidad y Agenda Urbana

El ministro de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana, José Luis Ábalos, ha reconocido las dificultades actuales para proveerse de las mascarillas destinadas al sector del transporte para evitar contagios del coronavirus en un mercado con tanta demanda. El pasado día 21 de marzo se aprobó la entrega de ocho millones de mascarillas a profesionales relacionados con esta actividad. Según ha manifestado hoy el ministro, el suministro de este material se contrató el lunes 23 de marzo y “la operación está en marcha”. Por ello, Ábalos confía que “en breve, podremos disponer de las primeras partidas”.

El ministro ha reconocido la dificultad de proveerse de este material en un mercado de tanta demanda

A este respecto, ha añadido que el abastecimiento de estos equipos no será de golpe. Está previsto que se entreguen en cuatro vuelos y de forma progresiva. La dirección General de Transporte Terrestre del ministerio está ultimando la asignación de mascarillas por vehículo de transporte terrestre y cuál es el procedimiento operativo del reparto de las mismas, una vez se dispongan de ellas. El sector del transporte y la logística ha mostrado su impaciencia durante los últimos días por los riesgos que están corriendo los trabajadores del sector, que juegan en esta crisis un papel crítico para garantizar el abastecimiento de bienes básicos y necesarios en las actuales circunstancias.

Sin ir más lejos, el presidente del Comité Nacional del Transporte por Carretera (CNTC), Carmelo Garrido, ha vuelto a insistir, como otras asociaciones y empresas del sector, que “es un clamor la urgente necesidad de equipar a nuestros profesionales de los equipos de protección individual (mascarillas, guantes, gafas, geles,…)”. En la carta pública del presidente del CNTC, ha recordado que es vital “reducir, de alguna manera, la exposición al contagio durante el desarrollo de su jornada laboral, antes de que podamos quedarnos sin conductores, poniendo en grave peligro la distribución de productos que son absolutamente necesarios para todos”.