14 de julio de 2020 | Actualizado 12:05

Bilbao registra un descenso de tráfico menor del previsto en el primer trimestre de 2020

Se han transportado unas 133.000 toneladas menos en marzo en comparación con el mismo mes del año anterior debido a la crisis sanitaria del coronavirus
Autoridad Portuaria de Bilbao

Las terminales del puerto de Bilbao hn movido 8,5 millones de toneladas entre enero y marzo de este año, lo que ha supuesto una disminución en los volúmenes del 4,6% en comparación con el mismo periodo del ejercicio anterior. Según ha informado la institución portuaria, solo en el mes de marzo, cuando se inició el confinamiento, se han registrado 132.800 toneladas menos que en marzo de 2019. En este sentido, el descenso del tráfico era esperado por los responsables portuarios debido al parón de parte de la industria provocado por la crisis del coronavirus.

A pesar de esperar esta contracción, el presidente de la Autoridad Portuaria de Bilbao, Ricardo Barkala, ha señalado que “el retroceso ha sido menor del que en principio se podía prever porque, aunque la situación de alarma conlleva que se consuma menos productos industriales y energéticos, esta se produjo en la segunda quincena de marzo”. No obstante, Barkala ha adelantado que será en abril cuando la situación se agrave, puesto que “notaremos las consecuencias del cierre de la industria no esencial, a lo que se unirá que Semana Santa es tradicionalmente una época de menor tráfico”. Por ello, ha añadido que “el parón de los puertos en festivos es notorio y el parón de la industria hará que los almacenes portuarios se llenen de tráficos que no tienen salida hasta que vuelvan a reanudar la actividad y se dinamice la demanda”.

El puerto de Bilbao prevé que la situación se agrave en el mes de abril por el parón industrial y la Semana Santa

El presidente de la autoridad portuaria ha matizado que la disminución del tráfico no implica que no se trabaje con normalidad en las instalaciones. “El puerto de Bilbao ha mantenido su actividad y operativa logística”. Así, ha indicado que el aprovisionamiento está garantizado y que tanto las terminales como la comunidad portuaria “se esfuerzan en garantizar el funcionamiento en el estado de alarma”.

Por otra parte, con motivo de la crisis provocada por el Covid-19, la Autoridad Portuaria de Bilbao ha adoptado una serie de medidas de carácter económico y organizativas dirigidas a las empresas y a los proveedores de la entidad. Una de estas medidas es retrasar en dos meses la facturación de las liquidaciones semestrales de las tasas de ocupación y de actividad, y un mes las liquidaciones mensuales de las tasas de ocupación y de actividad.