11 de agosto de 2020 | Actualizado 14:11

Cabify redibuja su servicio de envíos para mantenerlo operativo

El servicio de paquetería queda circunscrito a una de sus filiales y no podrán ofrecerlo todas las compañías que operan a través de su plataforma
Pexels

La polémica suscitada por el lanzamiento de un servicio de paquetería por parte de Cabify ha llevado a la compañía a redefinirlo para mantenerlo operativo. Tras las quejas de diversas asociaciones de transportistas y el amago de la Comunidad de Madrid de iniciar un expediente sancionador, la plataforma “ha dejado de ser intermediario”, aunque lo continuará ofreciendo a través de una de sus filiales (Prestige and Limousine).

De esta forma, la empresa de VTC ofrecerá el envío de productos que puedan caber en el maletero de los vehículos de la citada filial con unas medidas máximas de 85x95x50 cm y un volumen no superior a 341 litros. De esta forma, el servicio de paquetería solo lo ofrecerán vehículos de Prestige and Limousine, que “asume la prestación directa del transporte de paquetería con el servicio Envíos by PyL”, han explicado desde la plataforma de VTCs. Sin embargo, “los usuarios pueden contratar este servicio a través de la aplicación de Cabify”.

La compañía ha manifestado que “en ningún caso” quiso perjudicar “a un sector determinante, como es el caso del sector del transporte de mercancías”, según ha recogido la agencia Europa Press. Con la medida adoptada para evitar el conflicto, se impide que otras firmas de VTC que trabajan para la plataforma, y sus correspondientes trabajadores, se beneficien del negocio que pudiera generar el servicio de envíos, ha señalado Cabify.