7 de julio de 2020 | Actualizado 6:09

El puerto de Valencia alquila un espacio en Fuente San Luis para contenedores de importación

El alquiler de la parcela de 80.000 metros cuadrados es por 30 días, prorrogable por otros 30 y hasta 45 días tras la finalización del estado de alarma
Contenedores almacenados en el puerto de Valencia | J.C.P.

La Autoridad Portuaria de Valencia (APV) ha firmado un acuerdo con la Entidad valenciana de Vivienda y Suelo de la Generalitat Valenciana para destinar 80.000 metros cuadrados en la ampliación de las instalaciones de Fuente de San Luis a almacén provisional de contenedores llenos de importación. Esta es la primera de las dos zonas alquilada de manera temporal por la institución portuaria valenciana para solucionar el problema de espacio en las terminales de contenedores del puerto de Valencia por la acumulación de contenedores llenos de importación tal y como ha anunciado su presidente, Aurelio Martínez. Este acuerdo permitirá abaratar costes a los importadores, ha subrayado el puerto de Valencia.

La Autoridad Portuaria de Valencia continúa trabajando en nuevas ubicaciones para contenedores llenos

El acuerdo habilita a la Autoridad Portuaria de Valencia al uso privativo del terreno para la actividad de depósito de contenedores por un plazo de 30 días prorrogable por otros 30 días más y, en todo caso, hasta 45 días posteriores a la finalización del estado de alarma. Esta parcela es la primera de las posibles ubicaciones en las que está trabajando la Autoridad Portuaria de Valencia para aliviar cualquier posible congestión del enclave portuario de la capital del Turia hasta que la situación provocada por el mencionado estado de alarma en nuestro país se normalice y los flujos de mercancías de salida de contenedores en el puerto vuelvan a la normalidad.

Con este contrato, la institución portuaria busca solucionar dos problemas sobrevenidos a las terminales y a las empresas importadoras a causa de la crisis del coronavirus. El primero de ellos, ha indicado la Autoridad Portuaria de Valencia, es resolver el problema de falta de espacio que están viviendo las terminales de contenedores del puerto de Valencia ante el almacenamiento de contenedores llenos de importación derivados de la pandemia ocasionada por el Covid-19. El segundo, según ha apuntado el puerto de Valencia, es impedir el crecimiento de costes que genera la estancia innecesaria de contenedores en terminales sin que sean evacuados.

Esta medida aliviará la necesidad de espacio de las terminales de contenedores del puerto de Valencia

El cierre temporal de empresas no calificadas como esenciales, ha señalado la Autoridad Portuaria de Valencia, unido a la reanudación de los envíos de mercancías procedentes del sudeste asiático, especialmente China tras su reapertura industrial, han provocado que los contenedores, una vez descargados, permanezcan en las terminales por no poder seguir su camino al cliente final debido a la falta de actividad. El puerto valenciano ha destacado que impedir esta congestión previsible generará beneficios para las terminales y los importadores. En este sentido, la institución portuaria ha señalado entre los mismos la agilidad de los trabajos de carga y descarga en terminal y abaratar costes para los importadores, dado que sus mercancías permanecerán sobre el patio de los terminalistas el tiempo justo de recogida y entrega.