14 de julio de 2020 | Actualizado 9:30

El Gobierno refuerza la plantilla de los puestos de inspección fronteriza por el coronavirus

Se han incorporado 30 funcionarios del Cuerpo Nacional Veterinario y del Cuerpo de Ingenieros Agrónomos del Estado a los PIF desde el estallido de la crisis
Puesto de Inspección Fronteriza del puerto de Algeciras | Docks Logistics Spain

El ministerio de Política Territorial y Función Pública ha informado del refuerzo de la plantilla en los puestos de inspección fronteriza (PIF) con 30 funcionarios del Cuerpo Nacional Veterinario y del Cuerpo de Ingenieros Agrónomos del Estado para atender la emergencia provocada por la pandemia del coronavirus. La inspección sanitaria de estas instalaciones está incluida entre los servicios esenciales en la gestión de la crisis generada por el Covid-19, ha recordado el ministerio. Con ello, “cerca de 500 personas vigilan y garantizan el tráfico internacional de mercancías que llegan a España o que salen del país a través de puertos y aeropuertos”.

La actividad en los puertos españoles ha registrado un comportamiento desigual durante la emergencia

Durante el estado de alarma, la actividad en los puertos ha registrado una evolución desigual, ha constatado el Gobierno. Así, se han registrado descensos en las importaciones en puertos como Alicante, Bilbao, Barcelona y Valencia. Por su parte, el puerto de Algeciras no ha experimentado cambios significativos de actividad en partidas comerciales, ni en la llegada de camiones con mercancía fresca en ferry, ni en la llegada de contenedores. El ministerio también ha recordado que “Murcia es un importante punto de exportación de ganado vivo hacia países árabes”. En este sentido, ha anunciado el embarque esta semana de 3.000 terneros y 13.300 corderos con destino a Libia y Líbano desde el puerto de Cartagena. Estos datos, ha destacado el organismo, representan un incremento superior al 30% respecto a la actividad de años anteriores. Las próximas semanas destacan las campañas de exportación de cítricos y de fruta de hueso, que se desarrollan principalmente a lo largo del arco mediterráneo.

Por lo que respecta a los puestos de inspección fronteriza de los aeropuertos de Madrid y Barcelona, han registrado un descenso de actividad por la prácticamente inexistencia de vuelos comerciales. El ministerio ha apuntado que su actividad se centra en la llegada de cargueros de pescado fresco y productos vegetales. Durante 2019, los puestos de inspección fronteriza han sumado un total de 482.079 controles sanitarios en partidas procedentes de otros países. Asimismo, se emitieron certificados sanitarios en la exportación de 281.632 partidas de productos destinados a países de fuera de la Unión Europea durante 2019.