9 de agosto de 2020 | Actualizado 16:47

El short sea shipping contabiliza los primeros efectos del Covid-19 en el cabotaje y los vehículos

La supresión de servicios con Marruecos y Francia y el descenso de tráficos con países clave como Italia han provocado el descenso de actividad hasta marzo
El buque 'Abel Matutes' de Baleària en el puerto de Huelva | J.C.P.

La Asociación Española de Promoción del Transporte Marítimo de Corta Distancia (SPC-Spain) ha elaborado un informe sobre la demanda de este tipo de transporte en el primer trimestre de 2020 con el fin de conocer el impacto del coronavirus en este sector. Del mismo se desprende, según ha indicado la asociación, que las consecuencias de la crisis provocada por la pandemia ha sido de mayor calado en el segmento de cabotaje, que ha descendido el 5,3%, y en los vehículos en régimen de mercancía, que han caído el 9,7%. En los tres primeros meses del año, el transporte marítimo de corta distancia ha registrado un total de 63,9 millones de toneladas, el 1,8% inferior al alcanzado en el mismo trimestre de 2019. El tráfico exterior ha sufrido una menor caída que el de cabotaje, ya que ha descendido el 0,9%.

El tráfico marítimo de corta distancia internacional Ro-Ro, excluyendo los vehículos en régimen de mercancía, ha registrado 5,7 millones de toneladas, lo que ha supuesto una disminución del 0,6% respecto al mismo trimestre de 2019. SPC Spain ha indicado que la fachada atlántica ha alcanzado un ligero aumento del 0,8% respecto al descenso de la fachada mediterránea, que se ha situado también en el 0,8%. En este sentido, la asociación ha destacado que en el ámbito atlántico se han registrado descensos en los flujos con los diferentes países, con la única excepción de Bélgica, que ha aumentado el 27,6%. Por su parte, la fachada mediterránea ha aumentado sus tráficos con Marruecos (10,3% y Túnez (12,9%), mientras que se han reducido el 12,9% con Italia.

Los puertos de Almería y Algeciras han aumentado sus flujos con Marruecos y Santander con Bélgica

En lo que a los distintos puertos se refiere, SPC Spain ha citado el crecimiento de los puertos de Almería (+30,4%) y Algeciras (+12,8%), gracias a los flujos con Marruecos, y el de Santander (+13,9%) por su conexión con Bélgica. En sentido contrario, se ha producido una reducción en los puertos de Motril (-33,4%) y Vigo (-27,7%), debido a las suspensiones a causa del coronavirus de sus servicios con Marruecos y Francia, respectivamente. La organización también ha resaltado el descenso en el puerto de Valencia del 22,5% por la disminución en su tráfico con Italia. El descenso de los vehículos en régimen de mercancía ha sido mayor en la fachada mediterránea (-16,7%) que en la atlántica (-1,4%).