4 de julio de 2020 | Actualizado 15:10

La Fundación Valenciaport participa en un nuevo proyecto europeo sobre calidad del aire

La institución coordinará un piloto en el que las soluciones desarrolladas en el marco de la iniciativa se probarán en el puerto de Valencia
El puerto de Valencia acogerá un piloto | Fundación Valenciaport

El proyecto europeo NEMO (Noise and Emissiones Monitoring and Radical Mitigation) ha arrancado hoy y cuenta con 18 socios de 11 países con el objetivo común de crear una solución global y escalable para mejorar la calidad del aire y reducir el impacto acústico en ciudades de la Unión Europea. La Fundación Valenciaport es una de las instituciones participantes en la iniciativa, que cuenta con un presupuesto total de alrededor de 6,5 millones de euros y su desarrollo está previsto que dure 36 meses, con lo que finalizará en abril de 2023.

El proyecto cuenta con un presupuesto de 6,5 millones de euros y finalizará en abril de 2023

El proyecto se centra en el desarrollo (hardware, infraestructura y software) de un sistema de teledetección para medir las emisiones y el ruido producido por el tráfico. La Fundación Valenciaport ha subrayado que la solución desarrollada se integrará en las infraestructuras viales, ferroviarias y marítimas para que sea estandarizado, más fácil de usar y capaz de operar sin supervisión para una vigilancia ininterrumpida.

NEMO propone el desarrollo de un sistema autónomo de detección remota que identificará los vehículos que produzcan contaminación acústica y atmosférica. Esta información se pondrá a disposición de los sistemas de peaje o acceso y la solución podrá estar completamente integrada en la infraestructura vial, ferroviaria o marítima, ha explicado la Fundación Valenciaport. Además, se prevé que la comunicación de las herramientas tecnológicas desarrolladas con la estructura de datos de operadores y autoridades.

El sistema identificará los vehículos que produzcan contaminación acústica y atmosférica

Por otro lado, el proyecto desarrollará una solución integral para mitigar el ruido y las emisiones de los vehículos que circulan. Esta contemplará, ha señalado la institución, la optimización de la textura de los pavimentos y el diseño de una barrera multifuncional mediante la combinación de tecnologías. La Fundación Valenciaport coordinará uno de los pilotos, en el que las soluciones desarrolladas en el proyecto se probarán en la interfaz marítima del puerto de Valencia.