11 de agosto de 2020 | Actualizado 14:11

Las operaciones de material sanitario alivian el desplome de la carga aérea mundial en abril

La carga aérea ha descendido el 27,7% a nivel global y el 33,8% en Europa, pese a los vuelos de exportación de material sanitario desde China
Panalpina

El transporte aéreo de mercancías ha sufrido en abril la caída más pronunciada de su historia, con un -27,7% interanual, pese a haberse posicionado como modo de transporte clave para bienes esenciales durante la pandemia. Estos resultados se justifican por la falta de capacidad de las aerolíneas tras la cancelación de los vuelos de pasajeros, con una bajada del 42%. Estas circunstancias han dañado “las supply chains, con tiempos de envío más largos y mayores costes”, ha especificado el consejero delegado de IATA, Alexandre De Juniac. No obstante, la exportación de equipos de material sanitario y de protección personal (EPIs) desde Asia a mercados como el europeo y el americano ha ayudado a aliviar parcialmente este desplome.

 “Las aerolíneas están desplegando tanta capacidad como pueden, incluyendo operaciones charter especiales y el uso temporal de cabinas de pasajeros para carga”, ha recordado De Juniac. Asimismo, ha manifestado que “los gobiernos necesitan continuar asegurando que las cadenas de suministro vitales siguen abiertas y eficientes” y que “mientras muchos han respondido con rapidez y claridad para facilitar el movimiento de la carga, el papeleo administrativo particularmente en África y América Latina ha impedido que la industria despliegue de forma eficaz las aeronaves necesarias para responder a la demanda”.

“La falta de capacidad resulta en daños a las supply chains, con tiempos de envío más largos y mayores costes”
Alexandre de Juniac Consejero delegado de IATA

De hecho, el mayor declive en abril lo han experimentado las aerolíneas latinoamericanas, con una caída del 38,9% interanual en carga y del 55,5% en capacidad. IATA ha destacado que las compañías aéreas de esta región deben afrontar “medidas de contención estrictas y una falta de apoyo de los gobiernos”. Por su parte, la región africana ha sido la menos afectada por el coronavirus, con una caída del 20,9% en carga y del 36,6% en capacidad. En concreto, la ruta entre África y Asia ha sido la más resiliente del periodo, con una descenso de solo el 1%.

No obstante, las aerolíneas de Asia y el Pacífico han visto reducir sus volúmenes el 28,1% interanual, pese a su resiliente ruta con la región africana y su, asimismo, poco afectada ruta con el mercado norteamericano, cuyos volúmenes han descendido el 7,3%. A pesar de ello, la capacidad ha caído el 42%. A su vez, América del Norte ha experimentado una contracción de la demanda internacional del 20,1%, la más baja de todas las regiones. “Aunque es significativa, sigue siendo menor que la observada en el punto álgido de la crisis financiera de abril de 2009, que fue del -32,3%”, ha manifestado IATA. La capacidad de esta región ha retrocedido el 27,7%.

Las trabas administrativas en América Latina y Africa han dificultado el despliegue de aeronaves en estas regiones

En cuanto a Europa se refiere, el decrecimiento se ha situado en el 33,8% interanual, mucho más acuciado que el -18,5% registrado en marzo. No obstante, esta región también ha experimentado un menor declive en sus rutas con Asia por el movimiento de EPIs. Asimismo, su capacidad ha caído el 46,9%. Finalmente, los cargadores de Oriente Medio han sufrido un descenso del 36,2% en abril, porcentaje que también es significativamente más alto que el -14,1% registrado en marzo. “A pesar de que algunas aerolíneas de la región han mantenido cierta capacidad de carga, el tráfico de todas las rutas clave ha sido bajo”, ha señalado la asociación.