8 de agosto de 2020 | Actualizado 16:37

UNO solicita la ampliación de los ERTEs hasta final de año para evitar la destrucción de empleo

La patronal logística sostiene que dichas bonificaciones deberían prolongarse hasta el 31 de diciembre para mantener la exoneración de las cotizaciones
E.M.

La patronal española de operadores de logística y transporte UNO ha solicitado la ampliación de las bonificaciones de los Expedientes de Regulación Temporal de Empleo (ERTE) de fuerza mayor hasta, por lo menos, el 31 de diciembre de este año. Esta solución, ha subrayado UNO, evitaría a las empresas “el pago de las cotizaciones sociales y la consiguiente destrucción de puestos de trabajo”, puesto que se mantendrían en suspenso en vez de eliminarlos. El presidente de la patronal, Francisco Aranda, ha apuntado que “los problemas de inactividad de las empresas no van a cesar por decreto el 30 de junio, vamos a necesitar más tiempo hasta que se normalice la actividad productiva”.

UNO ha levantado la voz de alarma ante la situación laboral que ha sufrido el sector debido a los efectos económicos provocados por el Covid-19. Según los datos de la patronal, el 20% del empleo en el sector del transporte y la logística ha sido afectado por esta crisis. Al mismo tiempo, más de 135.000 puestos de trabajo se han visto afectados por ERTEs. En este sentido, Aranda ha opinado que “los ERTEs han ayudado a amortiguar el primer golpe de esta crisis”. A pesar de ello, el objetivo final es que “el mayor número de personas en ERTE puedan reincorporarse a sus empleos y que el resto también obtenga un puesto de trabajo”. 

“Tenemos que pensar en medidas extraordinarias que aporten seguridad jurídica y estabilidad”
Francisco Aranda Presidente de UNO

Según ha señalado el presidente de UNO, “la situación ha cambiado drásticamente ya que hemos pasado de ser uno de lo sectores que más empleo generaba en España a estar entre los que destruyen más puestos de trabajo debido a nuestra fuerte exposición a actividades que siguen prácticamente inactivas”. En concreto, la cadena de suministro de grandes volúmenes ha caído prácticamente a la mitad y “la reactivación se está produciendo de forma más lenta de lo esperado”, ha añadido.

Además, la patronal ha solicitado al Ejecutivo recuperar el llamado contrato para lanzamiento de nueva actividad de tres años o bien extender el contrato eventual por circunstancias de la producción al menos a 24 meses. “Estamos en una situación extraordinaria, así que tenemos que pensar en medidas igualmente extraordinarias que aporten seguridad jurídica y estabilidad tanto a las empresas en su fase de desescalada como a los propios trabajadores”, puntualizan desde UNO. Otra de las medidas que subrayan los operadores es que en las nuevas contrataciones se bonifiquen un 100% las cotizaciones sociales durante el primer año y un 75% el segundo, como medida activadora del empleo. 

La patronal también solicita recuperar el contrato para lanzamiento de nueva actividad de tres años

Por último, UNO sostiene asimismo que resulta esencial eliminar “cuanto antes” la obligación impuesta por el Gobierno de no poder despedir para poder acogerse a la bonificación de las cotizaciones sociales de los ERTEs de fuerza mayor. “Esta es una condición trampa que puede llevar a la quiebra a muchas empresas de tamaño mediano”, ha finalizado la patronal.