13 de julio de 2020 | Actualizado 14:13

Los megabuques se configuran como la opción más sostenible para apoyar el Green Deal

El puerto de Barcelona ha destacado el valor mediambiental de este tipo de embarcaciones en la actual pandemia del coronavirus
'MSC Gülsün' | Wikimedia Commons (Kees Torn)

El coronavirus ha propiciado la reducción de las escalas de los buques y su frecuencia. En este contexto, el puerto de Barcelona ha destacado el valor medioambiental que la operativa de los megabuques supone, ya que al transportar más mercancías emite menos emisiones por contenedor. “Son una oportunidad, pues reducimos barcos de transporte marítimo y los sustituimos por otros más óptimos medioambientalmente”, ha asegurado la presidenta de la Autoridad Portuaria de Barcelona, Mercè Conesa, con motivo del Día Mundial del Medio Ambiente.

De hecho, el pasado sábado, 30 de mayo, la terminal Hutchison Ports BEST recibió el ‘MSC Sixin’, el buque más grande en atracar en el puerto hasta día de hoy. A este le seguirá su gemelo ‘MSC Gülsün’ este mismo fin de semana. “Las operativas de las terminales son muy rápidas y permiten una carga y descarga ágil de este tipo de buques”, ha destacado Conesa. “Nos garantiza ser un puerto de entrada de la mercancía desde Asia hacia Europa”.

El gemelo del megabuque ‘MSC Sixin’ atracará este fin de semana en el puerto de Barcelona

La presidenta del puerto ha asegurado, asimismo, que la crisis de coronavirus “ha acelerado una serie de cambios que ya estaban presentes en nuestro contexto económico y social, basados en la digitalización y el Green Deal europeo”. En este sentido, Conesa ha recordado el objetivo del puerto de reducir el 50% de las emisiones de efecto invernadero (GEI) de cara a 2030 y alcanzar la neutralidad en emisiones para 2050. En este sentido, también ha abierto la puerta a acelerar el proyecto si las circunstancias lo permiten.

Por su parte, el jefe de Medio Ambiente del puerto de Barcelona, Jordi Vila, ha anunciado nuevas propuestas en el ámbito de la sostenibilidad que se suman a otras ya anunciadas como la electrificación de los muelles. Por ejemplo, la autoridad portuaria estudia aplicar bonificaciones medioambientales a los camiones que funcionen con gas natural licuado (GNL) en sus instalaciones, como ya sucede en la actualidad con los buques medioambientalmente más sostenibles. En la actualidad, unos 100 camiones totalmente a GNL o duales operan de manera regular en sus instalaciones. “Los puertos de cara al futuro debemos tener claro que los objetivos son verdes, eficaces, eficientes y preparados digitalmente para mantener la cadena logística”, ha concluido Conesa.