18 de septiembre de 2020 | Actualizado 15:45

BEST se acredita como Operador Económico Autorizado y Almacén de Depósito Temporal

La compañía del grupo Hutchison Ports ha invertido para habilitar sus instalaciones y ha desarrollado e implantado nuevos sistemas electrónicos
Hutchison Ports BEST

La terminal semiautomática del puerto de Barcelona Hutchison Ports BEST ha obtenido el estatus de Operador Económico Autorizado (OEA) y de Almacén de Depósito Temporal (ADT). De esta forma, adoptará un nuevo papel activo en el control aduanero, que, según ha asegurado, “redundará en una mayor seguridad para la comunidad logística y para los actores que participen en el comercio internacional”. Para certificarse, la terminal ha acometido una serie de inversiones destinadas a habilitar sus instalaciones como ADT, así como ha desarrollado e implantado nuevos sistemas electrónicos en consonancia con el Código Aduanero de la Unión (CAU).

“Nos hemos sometido a una auditoría exhaustiva por parte de la administración de aduana para acreditarnos como una empresa solvente, formada en asuntos aduaneros y de alta calidad en nuestros procesos internos”, han asegurado desde Hutchison Ports BEST. En este sentido, el director general de la terminal, Guillermo Belcastro, ha afirmado que “la obtención del OEA nos posiciona como un socio de confianza de la administración de aduanas, reforzando nuestro espíritu de colaboración mutua”. Asimismo, ha señalado que “el nuevo marco regulatorio nos permite profundizar en las gestiones aduaneras que se produzcan en la terminal, simplificando la operativa de nuestros clientes”.

“La obtención del OEA nos posiciona como un socio de confianza de la administración de aduanas”
Guillermo Belcastro Director general Hutchison Ports BEST

BEST también ha aprovechado la ocasión para recordar que “la participación de las terminales en la prestación de servicios aduaneros es una realidad y un éxito de integración y eficiencia en el Norte de Europa desde hace años”. A este respecto, ha puntualizado que “proporciona una mayor agilidad en el movimiento de la carga e integración en los sistemas electrónicos con las administraciones aduaneras”, además de permitirles desarrollar “un papel activo en la cadena logística”. Asimismo, como la terminal es un ADT, “es muy probable que se pueda ofrecer el servicio de vincular la mercancía al ADT de la terminal, desde el que luego se puedan realizar los siguientes trámites hasta un destino aduanero definitivo”, ha añadido BEST.

Finalmente, otra novedad es la tramitación y comunicación de la terminal marítima con los ADT de segunda línea, que también deben ser OEA, en el movimiento de mercancía entre depósitos temporales. Según los procedimientos contemplados en el CAU, debe ser la terminal, como almacén de origen, quien preste el servicio de comunicación con la aduana de ese traslado. “Se inicia una nueva época en la que las terminales jugarán un papel decisivo en la prestación de servicios aduaneros, ya no solo en su ámbito físico, sino también fuera del mismo, y que llevará asociada una oferta de prestación de servicios aduaneros por parte de la terminal”, ha concluido Hutchison Ports BEST.