19 de septiembre de 2020 | Actualizado 17:32
Trabajos de extracción de la basura marina | Generalitat de Catalunya

Los puertos catalanes se unen para extraer residuos del fondo marino

Marviva-Upcicling the Oceans es un proyecto capitaneado por la Agència de Residus de Catalunya, Ecoembes y la Fundación Ecoalf

Un total de 14 puertos catalanes se han sumado al proyecto Marviva-Upcicling the Oceans en su última edición, una iniciativa impulsada por la Agència de Residus de Catalunya (ARC), Ecoembes y la Fundación Ecoalf para limpiar los fondos marinos. En concreto, hasta 214 barcos de arrastre han conseguido recuperar 57.963 kilos de basura del mar en 2019, de las cuales 30.695 kilos corresponden a residuos plásticos. Una vez recogido, los desperdicios han sido depositados en los contenedores del proyecto distribuidos en puertos como el de Barcelona o Tarragona y, posteriormente, se han transformado en granza para elaborar hilo. Se trata de un material que la empresa de moda sostenible Ecoalf utiliza para fabricar su ropa y complementos.

El proyecto se inició en 2015, promovido por la Agència de Residus de Catalunya, la Cofradia de Pescadors i el puerto de Barcelona

Se trata de un proyecto que la ARC lanzó en octubre de 2015 junto a la Cofradia de Pescadors del puerto de Barcelona y la Autoridad Portuaria de Barcelona para recoger y caracterizar los residuos marinos, con el objetivo de “poner sobre la mesa el grave problema de la acumulación de residuos en el mar, que se ha convertido en una de las principales amenazas de la biodiversidad marina”, ha recordado la Generalitat de Catalunya. En 2017, se sumaron 13 puertos catalanes más y el acuerdo se orientó a recuperar los residuos del fondo del mar para transformarlos en material útil para el sector textil y concienciar, a la vez, sobre el abandono de basura en entornos naturales.

El Govern catalán ha estimado que, anualmente, ocho millones de toneladas de plástico llegan al mar y el 75% de ellas acaba en el fondo, “provocando graves consecuencias en los ecosistemas marinos”. En este sentido, el 80% de la contaminación marina proviene del entorno terrestre, sobretodo de residuos abandonados por las personas.