20 de septiembre de 2020 | Actualizado 12:19

La falta de futuro de ciertos perfiles operativos provoca un déficit de profesionales hoy

La tendencia a la automatización y la creación de nuevos perfiles profundiza la dificultad para encontrar personal en determinadas áreas operativas
Freepik

La creciente automatización en los centros logísticos favorece la aparición de nuevos perfiles más tecnológicos y digitales, pero a su vez, provoca la paulatina desaparición de ciertos perfiles tradicionales más operativos. Esta es una las conclusiones de un estudio del Clúster de Movilidad y Logística de Euskadi (MLC ITS Euskadi) sobre los perfiles laborales del futuro en el sector. Según el análisis, esta tendencia dificulta cada vez más la contratación de trabajadores cualificados para trabajar en áreas más operativas, como el almacenamiento. 

La proyección del clúster sobre el talento en el sector de la logística, movilidad y sistemas inteligentes de transporte (ITS) ha puesto de relieve la importancia de adecuar la oferta formativa y los perfiles profesionales a las necesidades derivadas de la creciente digitalización. Una de las conocidas dinámicas que afectan al sector es, por ejemplo, el relevo generacional que ha generado una falta de personal en perfiles de almacén o gestión de stock. La organización ha subrayado que “el déficit de personal operativo se ha profundizado”, y uno de los motivos más sobresalientes es que “la automatización provoca una tendencia a la desaparición de los perfiles operativos y fomenta la incorporación de perfiles más tecnológicos”. 

Para disminuir los efectos de esta carencia de perfiles logísticos, el clúster pretende difundir los perfiles requeridos a los alumnos de grado y formación profesional, de manera que puedan orientar sus trayectorias a lo que ofertará el mercado en los próximos años. Por otra parte, también aspira a orientar a los perfiles desempleados “de edad más avanzada” a los requerimientos del sector actual, ya que “muchos no tienen diez años profesionales para adaptarse a los cambios hacia los nuevos avances tecnológicos, pero sí pueden desarrollar aquellas actividades más operativas”. De todas formas, “la adaptación al cambio ya tiene que ser un elemento fundamental en el ADN de las personas”, ha puntualizado el consultor Iñaki Elzaurdi, de Prospektiker.

En todo caso, el estudio del Clúster de Movilidad y Logística de Euskadi, constata que la formación existente ya se adecúa a las habilidades que se requieren hoy y mañana. Por tanto, el problema reside principalmente en la falta de personal interesado por emplearse en estas actividades. El estudio ha identificado un total de 145 perfiles profesionales que serán demandados hasta el año 2030 en el sector, de los que 30 ya registran alta demanda de las empresas y 17 serán puestos de nueva creación, tales como ingenieros de tráfico automatizado y autónomo, ingenieros de sistemas para vehículos sin conductor, entre otros. En total, el clúster estima que, por ejemplo, en el País Vasco se generen más de 60.000 empleos netos en estas tres áreas, unas 46.565 sólo para el transporte y almacenamiento. 

60.000 empleos netos

Se calcula que en los próximos 10 años se generarán unos 60.000 empleos en estos sectores en el País Vasco

Las ocupaciones relacionadas con las tecnologías de la información de la comunicación serán las que mayor incremento de empleos van a experimentar, empleos que serán cada vez más transversales y aplicables a la logística, según el informe de talento del Clúster de Movilidad y Logística de Euskadi. En el sector del transporte, serán puestos de apoyo o complementarias en servicios de correos y afines, conductores, administrativos o servicios de apoyo a la producción.